Discoespondilitis: hallazgos radiográficos durante la recuperación

La discoespondilitis se caracteriza por una infección en el disco intervertebral, los platos vertebrales y los cuerpos vertebrales adyacentes. La causa más común es la infección bacteriana (Staphylococcus aureus) siendo más rara la infección fúngica (Aspergillus spp).
discoespondilitis
Imagen de Vets Affinity

Discoespondilitis, una inflamación de la columna vertebral

La vía más común de infección es la diseminación hematógena de microorganismos al disco intervertebral y cuerpos vertebrales desde un foco de infección primario situado en otra región del organismo. Otra causa relativamente frecuente es la migración de cuerpos extraños de origen vegetal. Las regiones de la columna vertebral más frecuentemente afectadas son la zona lumbosacra (L7-S1), región cervical caudal, zona torácica media y la región toracolumbar. (En este post puedes ampliar información sobre otras enfermedades que afectan a la columna vertebral)


La enfermedad afecta más frecuentemente a perros macho de razas grandes y gigantes si bien hay casos aislados descritos en gatos. El dolor dorsal es el síntoma más frecuente, con una intensidad variable y una conducta derivada del mismo con una reticencia para caminar y moverse. La aparición de signos sistémicos es frecuente, con  fiebre, anorexia, pérdida de peso y apatía. Si aparecen déficits neurológicos lo más común es que se haya producido una compresión medular. (Accede a este post sobre hernia discal en perros)

 

Descarga gratis aquí la ficha de evaluación para determinar la movilidad  articular del perro

 

El diagnóstico se basa en la presencia de signos característicos y alteraciones en los estudios de imagen compatibles con la enfermedad,como radiografía y la resonancia magnética, junto con el aislamiento del microorganismo causal. El diagnóstico definitivo requerirá la documentación de las alteraciones radiográficas características.

 

Diagnóstico por imagen

El diagnóstico de discoespondilitis se basa en los cambios radiográficos observados en las vértebras. Las limitaciones de la radiografía simple son principalmente dos, el periodo de tiempo que transcurre entre el inicio de los signos clínicos y la primera aparición de los cambios radiográficos, y en segundo lugar, la disociación que hay entre los signos clínicos y radiográficos durante el periodo de recuperación. Es bien sabido que los cambios radiográficos aparecen a las 2-4 semanas después del inicio de los signos clínicos. Pero las características de los cambios radiográficos durante el periodo de recuperación todavía no se han documentado bien, haciendo el seguimiento radiográfico de este periodo difícil de interpretar.

Con el objetivo de caracterizar los cambios radiográficos que existen durante este período de recuperación de la espondilodiscitis se realizó un estudio1 retrospectivo y prospectivo en el que se revisaron 12 perros que tuvieron una recuperación completa con sólo antibiótico. Se realizó un seguimiento radiográfico y clínico periódico hasta los 5 meses después del comienzo de los signos clínicos con el fin de correlacionar los cambios de los signos clínicos con los radiográficos durante la recuperación. Observaron que los signos clínicos mejoraron durante los 10 primeros días de la terapia con antibiótico y que se observaba la continuación de un deterioro radiográfico antes de que se noten los cambios radiográficos de recuperación. Este periodo de deterioro radiográfico a pesar del éxito del antibiótico parece ser más corto en perros jóvenes.

En los casos en los que se sospeche de discoespondilitis pero las radiografías sean normales, lo ideal es realizar pruebas de diagnóstico por imagen más avanzadas como una TC o una RMN. La resonancia magnética puede valorar con precisión las lesiones relacionadas con la discoespondilitis incluso en casos tempranos en los que la radiografía no es capaz de visualizarlos.

 

Tratamientos

El tratamiento de la discoespondilitis es médico y quirúrgico. En cuanto al médico este se basa en la administración de antibioterapia prolongada, inicialmente de forma empírica y posteriormente ajustada al germen identificado en los cultivos. Por lo que al tratamiento quirúrgico se refiere, este se reserva para situaciones que no responden a antibioterapia o para casos que requieren una actuación urgente, como sería el caso de una compresión medular.

 

1.Shamir MH, Tavor N, Aizenberg T .Hallazgos radiográficos durante la recuperación de discoespondilitis. Vet Radiol Ultrasound 42[6]:496-503 2001 Nov-Dec

 

Accede desde aquí a nuestra plataforma interactiva para casos clínicos, vídeos y mucho más.

Descarga desde aquí el test de movilidad para perros.

 

POST RELACIONADOS:

●      Meningoencefalitis infecciosa: tratamiento en el perro

●      Meningitis perros. Recaídas en perros con meningitis arteritis

 

Affinity - Vets & Clinics - poster de valoración corporal para gatos

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías