El equipo veterinario como base para una buena gestión

Grupo y equipo Algo que parece obvio, pero que es fundamental, es saber realmente a qué nos referimos cuando hablamos de un grupo o de un equipo; para ello recurriremos a dos clásicos, como son la Real Academia Española (RAE) y Wikipedia:
equipo veterinario
Imagen de Vets Affinity
  • Grupo: para Wikipedia es “un conjunto de individuos que desempeñan rol social dentro de una sociedad”, a lo que se puede añadir o dentro de una empresa; para la RAE es algo más etéreo como una “pluralidad de seres o cosas que forman un conjunto, material o mentalmente considerado”.
  • Equipo: para la Wikipedia es “un grupo de dos o más personas que interactúan, discuten y piensan de forma coordinada y cooperativa, unidas con un objetivo común. Un grupo en sí mismo no necesariamente constituye un equipo" y en RAE aparece como "Grupo de personas organizado para una investigación o servicio determinados".

La clave que los diferencia parece estar en que, aunque ambos están formados por personas, en el equipo están organizadas en torno a algo, comparten un objetivo. En nuestro caso, el equipo sería el grupo de personas que colaboran para alcanzar los objetivos del centro veterinario.

 

Guía PDF sobre gestión económica del centro veterinario [Descubre si tu cartera tiene buena salud y aprende a interpretar la cuenta de  resultados]

 

Y algo importante, si realmente formamos parte de un equipo, refiramonos siempre a él como "el equipo".

 

Construir un equipo

¿Quién ha dicho que sea fácil? No lo es, pero una vez se consigue crear un equipo, cualquier cosa puede llegar a funcionar: esa campaña que nunca arrancó bien, esos planes de salud que no se venden, esos cambios de protocolo de atención al cliente que no acaban de cuajar,...

No pretendamos contratar personal, darles las mejores instalaciones y equipamientos y pedirles que se conviertan en un gran equipo. Sin unos objetivos claros en nuestro centro (misión, visión, plan estratégico,...) lo único que podemos conseguir es que el grupo tenga herramientas y funcione hasta donde pueda y en la dirección que mejor les parezca a cada miembro.

Y todo empieza, inevitablemente por la selección del personal que va a formar parte del equipo y su correspondiente demanda de empleo. Deben ser perfiles complementarios, de personas capaces de colaborar. Y si ya está creado el equipo y hay que realizar una nueva incorporación o sustitución, habrá que analizar en la entrevista de trabajo esa compatibilidad con el equipo ya formado y buscar nuevas aportaciones, que mantenga vivo al equipo y presenta nuevos retos.

A todo esto hay que añadir que los equipos suelen ser, y cada vez lo serán más, equipos multidisciplinares, donde el personal veterinario de distintas especialidades y el personal auxiliar conviven con personal administrativo, de limpieza, gerencia,...

 

Ventajas del equipo veterinario frente al grupo

Ya se ha visto que lo que fundamenta la diferencia es el tener un objetivo común, una meta, que es la causa y la principal ventaja del equipo sobre el grupo.

Porque la gran consecuencia del trabajo en equipo es la sinergia, que se busca o surge, que hace que la suma del trabajo de cada parte sea mayor que lo conseguido por todas las partes de forma independiente. Se trata de una sinergia positiva, que enriquece, mientras que en el grupo esta sinergia o no se da o lo que hace es restar.

En el equipo la responsabilidad individual para a ser compartida y las habilidades de cada miembro complementan a las de otros, enriqueciendo al equipo.

 

Posts relacionados:

 

tiene tu cartera buena salud?

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
5 + 4 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento