Diabetes mellitus en perros. Anormalidades hormonales y ácido-básicas

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

15 Diabetes mellitus en perros. Anormalidades hormonales y ácido-básicas

La diabetes mellitus en perros es una enfermedad común que puede tener un elevado índice de mortalidad si no se detecta y trata a tiempo. Te explicamos las anormalidades hormonales y ácido-básicas que subyacen a esta patología y cuál es la dieta más adecuada para retrasar su

avance.

Medicina y cuidados veterinarios

La diabetes mellitus en perros es una endocrinopatía común, aunque algunas razas son más propensas que otras a desarrollarla, entre ellas el Caniche, Chow chow, Beagle, Doberman y Golden Retriever. De etiología multifactorial, es más común en los perros de más de 5 años y en los machos castrados, según un estudio llevado a cabo en el Royal Veterinary College1.

Una vez diagnosticada la diabetes, el tiempo medio de supervivencia de estos perros es de tres años, con el mayor pico de mortalidad durante los primeros seis meses. De hecho, el 64 % de los perros que sobreviven tras la estabilización inicial, también logran sobrevivir durante el primer año, según datos de un estudio realizado en la Universidad de Ciencias Agrícolas de Suecia2. Por eso, es fundamental diagnosticar la enfermedad cuanto antes e iniciar el tratamiento.

¿Quieres actualizarte profesionalmente? ¡Inscríbete ya a nuestro e-learning!

Anormalidades hormonales y ácido-básicas vinculadas a la diabetes mellitus

Un estudio transversal3 realizado en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Ohio analizó las anormalidades hormonales y ácido-básicas asociadas a la diabetes mellitus en los perros. Para ello, contó con una muestra de 17 perros sanos que comparó con 48 perros que padecían diabetes mellitus.

Los investigadores tomaron muestras de sangre y midieron las concentraciones séricas de cetona, glucosa, lactato, electrolitos, insulina, glucagón, cortisol, epinefrina, norepinefrina, ácido graso no esterificado y triglicéridos. Luego compararon los indicadores del estado ácido-base entre ambos grupos.

Descarga gratis la Guía Gastrointestinal Parte 2 [Incluye la revisión sobre las patologías relacionadas con la dieta]

Descubrieron que las concentraciones séricas de cetona y glucosa fueron significativamente más altas en los perros diabéticos que en los sanos. La brecha aniónica, un parámetro vinculado a la acidosis metabólica, y la diferencia iónica fuerte también fueron significativamente mayores, pero la brecha iónica fuerte y concentración sérica de bicarbonato fueron significativamente menores en los perros diabéticos.

No se apreciaron diferencias en el pH de la sangre venosa o el estado del ácido-base entre los grupos. La concentración de insulina sérica tampoco difirió significativamente entre los grupos, a pesar de que los perros diabéticos presentaron un rango de valores más amplio.

El estudio reveló una relación lineal significativa entre las medidas del estado ácido-base y la concentración de cetona en suero, así como entre esta y la proporción de glucagón e insulina en suero, la concentración en suero de cortisol y la concentración plasmática de norepinefrina. De hecho, los investigadores constataron que la concentración sérica de beta-hidroxibutirato, expresada como porcentaje de la concentración de cetona sérica, disminuyó a medida que aumentaba la concentración de cetona sérica.

Estos resultados sugieren que la cetosis en perros diabéticos tiene un vínculo con la relación glucagón-insulina, puesto que para prevenir la cetosis solo se requieren bajas concentraciones de insulina. La acidosis en perros cetóticos se atribuyó, en gran parte, a las altas concentraciones de cetonas en suero.

Los beneficios de la dieta para mantener bajo control la diabetes mellitus en perros

La evolución de la diabetes mellitus depende en gran medida de la dieta, por lo que es importante que el perro consuma alimentos específicamente formulados para controlar sus niveles de glucosa. ADVANCE VETERINARY DIETS DIABETES es un alimento completo para perros adultos con diabetes mellitus que tiene apenas un 1,8 % de azúcares totales y una cantidad de almidón adecuada, el cual es determinante en la respuesta glucémica postpandrial.

Su alto contenido proteico favorece además el mantenimiento de la masa muscular y contribuye a reducir los depósitos de grasa en el animal. Su contenido en fibras solubles y fermentables mejora la tolerancia a la glucosa y facilita el tránsito intestinal, como demostró un estudio publicado en The Journal of Nutrition4, pues estas mejoran la capacidad del intestino para transportar la glucosa, además de incidir en la síntesis del péptido similar al glucagón de tipo 1 y la secreción de insulina.

Además, se trata de un alimento con un alto nivel de palatabilidad para garantizar un consumo alimentario espontáneo y regular, enriquecido con un suplemento de antioxidantes para contrarrestar el estrés oxidativo que se encuentra en la base de la fisiopatología de la diabetes mellitus en perros.

Referencias Bibliográficas:

1.     Mattin, M. et. Al. (2014) An epidemiological study of diabetes mellitus in dogs attending first opinion practice in the UK. Vet Rec; 174(14): 349.

2.     Fall, T. (2007) Diabetes Mellitus in a Population of 180,000 Insured Dogs: Incidence, Survival, and Breed Distribution. J Vet Intern Med; 21: 1209–1216.

3.     Durocher, LL. et. Al. (2008) Acid-base and hormonal abnormalities in dogs with naturally occurring diabetes mellitus. J Am Vet Med Assoc; 232 (9): 1310-1320.

4.     Massimino, S. P. et. Al. (1998) Fermentable dietary fiber increases GLP-1 secretion and improves glucose homeostasis despite increased gastrointestinal glucose transport capacity in healthy dogs. J Nutr; 128: 1786-1793.

 

Descarga el informe: Leishmaniosis canina