Agility en perros. Una manera divertida de estar en forma

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Agility en perros. Una manera divertida de estar en forma

Una excelente manera de que perros y personas realicen ejercicio juntos es el entrenamiento Agility, donde se combina el entrenamiento físico con el adiestramiento canino para mantener un buen estado de salud del animal a la vez que se desarrolla el vínculo con su pet parent.

Vínculo personas y mascotas

En qué consiste

Los entrenamientos Agility son una modalidad deportiva en la que el perro va completando una serie de circuitos con obstáculos que ponen a prueba su capacidad de aprendizaje y su condición física.

Este tipo de entrenamientos tienen un reglamento internacional  elaborado por la Féderation Cynologique Internationale o FCI, que se encarga de establecer rutas y circuitos oficiales, con el objetivo de establecer una serie de normas que sean válidas para todos los países, y establecer un marco adecuado para las competiciones. No obstante, existen circuitos que no están homologados oficialmente y que pueden ser muy interesantes para la práctica deportiva amateur.

Los circuitos están constituidos por entre doce y dieciocho elementos, como barras de salto, túneles de arrastre, rampas de subida y bajada o muros. Este tipo de circuitos están pensados para que la persona guíe al perro empleando exclusivamente señales y vocalizaciones, sin poder tocarle, lo cual mejora el vínculo afectivo entre ellos.

Descarga gratis la Guía del adoptante y ofrécela a los propietarios de cachorros [Resuelve dudas sobre esterilización, identificación, alimentación, higiene y  más para los nuevos adoptantes de mascotas]

Asimismo, los circuitos pueden diferenciarse en distintos grados establecidos por la Real Sociedad Canina de España según el nivel alcanzado por el perro y sus habilidades, diferenciando entre grado I (circuitos para animales recién iniciados en el entrenamiento), grado II (disponibles para perros con licencia) y grado III (dedicado a animales de competición).

Razas adecuadas

Los entrenamientos Agility son adecuados para cualquier raza de perro con condiciones óptimas para el ejercicio. Además, en función del tamaño del perro, se han establecido las siguientes categorías en las competiciones oficiales:

  • Categoría S: para perros de tamaño pequeño, que se encuentran por debajo de 35 cm a la cruz. Por ejemplo, los Crestado Chino.
  • Categoría M: para perros de tamaño medio cuya altura a la cruz supera los 35 cm pero es inferior a 43 cm de altura, como por ejemplo el West Highland white terrier.
  • Categoría L: para perros de tamaño grande que cumplen con una medida superior a los 43 cm a la cruz, como es el caso del Border Collie.

Todas las razas son aptas para realizar estos entrenamientos, ya que lo más importante en el Agility en perros es el control por parte del pet parent, el establecimiento y conocimiento de pautas de órdenes, y las técnicas de adiestramiento.

Descarga ya nuestro Test de Movilidad para valorar la salud articular de tus pacientes caninos.

Cómo iniciar el entrenamiento

Los pet parents pueden realizar las pruebas Agility tanto de manera profesional, con circuitos homologados, como por su propia cuenta. No obstante, es imprescindible que exista un inicio gradual, que no sea forzado, ya que puede echar por tierra el trabajo previo realizado.

Una de las opciones más empleada es la asistencia a clubs y escuelas que cuentan con profesionales que proporcionen las pautas para iniciarse de manera correcta en los circuitos. Si, además, se trata de clases colectivas, será una buena oportunidad para la socialización del perro.

No obstante, se pueden elaborar diferentes circuitos de forma autónoma, creando un circuito propio y personalizado para el animal.

¿Ya tienes la Guía del Adoptante del Perro Cachorro para tus clientes? Descárgala gratuitamente aquí.

Conclusiones

Los entrenamientos Agility son una forma completa, divertida y enriquecedora de que perros y personas realicen ejercicio de forma conjunta a la vez que desarrollan su vínculo. Además, estos entrenamientos son aptos para todo tipo de razas y se pueden realizar en cualquier escuela especializada en esta modalidad deportiva.

 

Ficha de evaluación: Movilidad articular del perro