Alergia en perros: sintómas y evaluación diagnóstica

El espacio de referencia de los veterinarios #SomosVets

Alergia en perros: sintómas y evaluación diagnóstica

Las consultas relacionadas con la alergia en perros (síntomas, diagnóstico y tratamiento) se encuentran entre las más frecuentes en la práctica clínica habitual.

Medicina y cuidados veterinarios


Introducción

La definición del término “alergia” ha sufrido diversos cambios desde que se empezó a usar en medicina humana a principios del siglo XX.

Clinical Report: Papel de la dieta en la Dermatitis atópica canina

En veterinaria, la alergia se ha definido como una reacción de hipersensibilidad frente a un alérgeno, mediada por anticuerpos o por células, y que se produce a través de un mecanismo inmunológico específico.1 Aunque en muchas ocasiones este término se usa para hacer referencia a perros con dermatitis atópica (DA), existen otras enfermedades alérgicas entre las que se incluyen la hipersensibilidad alimentaria (HA), la dermatitis alergia a la picadura de pulga (DAPP), la dermatitis/alergia de contacto (AC), la hipersensibilidad a insectos venenosos (HIV) y la urticaria y angioedema caninos. 

Evaluación de la alergia en perros: síntomas

El prurito es la manifestación clínica más frecuente en los cuadros alérgicos, si bien su intensidad, distribución anatómica y características de los animales afectados pueden variar en función de cuál sea la enfermedad presente.

Dermatitis atópica (DAC)

En la DAC los signos aparecen por primera vez entre 6 meses y 6 años de edad, aunque el 70% de los pacientes suelen tener de 1 a 3 años. El prurito puede ser estacional o no; y si es lo suficientemente severo, suele causar eritemas, pápulas, pústulas, costras y escoriaciones, que generalmente afectan a la cabeza (región perioral, periocular y orejas), aspecto flexor de los codos, carpos y tarsos, almohadillas, dedos y región interdigital, abdomen ventral, periné y cara ventral de la cola. Estos pacientes suelen presentar inflamación cutánea crónica e infecciones recurrentes.2

alergia_en_perros_sintomas

Hipersensibilidad alimentaria (HA)

La HA se caracteriza por la presencia de prurito generalizado, no estacional, que en muchas ocasiones es clínicamente persistente y que al contrario de lo que se pudiera pensar, no se suele relacionar con la ingesta de alimentos. Las lesiones primarias incluyen eritema y erupción papular; sin embargo, muchos casos se diagnostican ya cuando presentan lesiones secundarias como alopecia, escoriaciones, costras, liquenificación e hiperpigmentación. El patrón de las lesiones puede ser o no, similar al de la atopia. La otitis externa crónica es también una manifestación muy frecuente en estos pacientes, mientras que los signos gastrointestinales están presentes en 6-50% de los casos.3

Clinical Report: Papel de la dieta en la Dermatitis atópica canina

Dermatitis alergia a la picadura de pulga (DAPP)

Los perros con DAPP suelen presentar un cuadro pruriginoso severo que generalmente afecta la región lumbosacra, base de la cola y miembros posteriores, aunque en caso de infestaciones masivas puede ser generalizado.3

Dermatitis/alergia de contacto (AC)

En el caso de la AC, las lesiones pueden ser muy pruriginosas y la distribución de las lesiones variará de acuerdo con el agente causal, pudiendo ir de afectaciones muy localizadas a generalizadas, por ejemplo, en caso de aplicación de champús o aerosoles en todo el cuerpo.

Hipersensibilidad a insectos venenosos (HIV)

La HIV se manifiesta, en la mayoría de ocasiones, con inflamación y dolor localizado en la zona afectada, aunque también puede cursar con reacciones anafilactoides de diferente severidad, que van desde la aparición de urticaria y angioedema a colapso, parada cardiorrespiratoria y muerte.3

Urticaria y angioedema

  • La urticaria hace referencia a la presencia de ronchas/habones (lesiones elevadas, circulares, bien circunscritas, causadas por un edema de la dermis).
  • El angioedema se caracteriza por una hinchazón importante de la zona debido a un edema que se extiende hacia la dermis profunda o subcutis, y que en muchas ocasiones está causado por reacciones de hipersensibilidad a insectos o artrópodos, si bien puede haber otras causas. A diferencia de otros procesos alérgicos, estas lesiones no siempre cursan con prurito.3

 Diagnóstico de la alergia en perros

  • El diagnóstico de la DA está basado el cuadro clínico y la exclusión de otras enfermedades que cursan con prurito, como la HA, infestaciones parasitarias, pioderma o infecciones por levaduras.2 Un cuadro de prurito, inicialmente sin lesiones, en un perro de menos de 3 años, de vida interior y con respuesta al tratamiento con glucocorticoides es muy sugerente de DA.4,5 Una vez hecho el diagnóstico clínico de la DA, y en función de cada caso particular, puede considerarse la utilidad potencial de realizar un test intradérmico o la detección serológica de alérgenos.5
  • La HA debe ser siempre una consideración diagnóstica en perros con prurito no estacional, haya o no signos clínicos digestivos, sobre todo si hay historia de respuesta variable a los glucocorticoides. En la mayoría de ocasiones, la confirmación diagnóstica se alcanza tras el empleo de dietas de eliminación.3,4
  • En la DAPP el diagnóstico está basado en el cuadro clínico y en la demostración de la presencia de pulgas o sus heces. Si hay sospecha de DAPP, pero no se observan pulgas puede recurrirse al diagnóstico mediante pruebas intradérmicas/serológicas.3
  • En las alergias de contacto y en la HIV el diagnóstico se establece en base al cuadro clínico y la eliminación del potencial desencadenante de la reacción del entorno del perro, o en la documentación de la exposición al insecto, respectivamente.
  • El diagnóstico de la urticaria/angioedema se establece en base a la presentación clínica, si bien inicialmente no suele ser fácil encontrar la causa desencadenante, salvo que el propietario reporte una reciente exposición a un posible agente causal.

Conclusiones

Los perros pueden presentar distintas enfermedades alérgicas. En muchas de ellas el prurito es la manifestación clínica más frecuente, pero no la única. Aunque en ocasiones el diagnóstico puede resultar sencillo, la ausencia de signos clínicos patognomónicos y de pruebas diagnósticas específicas para la mayoría de enfermedades alérgicas, puede complicar el diagnóstico en muchos casos. Por ello, es importante obtener una historia clínica muy completa que permita orientar el diagnóstico. 

Descarga el informe: Dermatitis atópica canina

 Bibliografía
1. Halliwell R, and the International Task Force on Atopic Dermatitis. (2006). Revised nomenclature for veterinary allergy. Vet Immunol Immunopathol; 114: 207–208.
2. Santoro D. (2019). Therapies in Canine Atopic Dermatitis: An Update. Vet Clin North Am Small Anim Pract; 49: 9-26.
3. Noli C. (2014). Canine Allergy. En Noli C, Foster A, Rosenkrantz W (eds). Veterinary Allergy. Willey Blackwell: 5-195.
4. Nuttall TJ, Marsella R, Rosenbaum MR, et al. (2019). Update on pathogenesis, diagnosis, and treatment of atopic dermatitis in dogs. J Am Vet Med Assoc; 254: 1291-1300.
5. Hensel P, Santoro D, Favrot C, et al. (2015). Canine atopic dermatitis: detailed guidelines for diagnosis and allergen identification. BMC Vet Res; 11: 196.
Oscar Cortadellas
Profesor Asociado Departamento Medicina y Cirugía Animal

HOSPITAL CLINICO VETERINARIO

UNIVERSIDAD CEU CARDENAL HERRERA