Amoxicilina para gatos: Eficacia en heridas cutáneas y abscesos

El espacio de referencia de los veterinarios #SomosVets

Amoxicilina para gatos: Eficacia en heridas cutáneas y abscesos

Los abscesos y heridas infectadas en gatos son comunes en la práctica veterinaria. Analizamos los microorganismos más comunes en este tipo de infecciones y la eficacia de la amoxicilina para gatos.

Medicina y cuidados veterinarios

En la práctica veterinaria es común que lleguen gatos con abscesos o heridas infectadas como consecuencia de un trauma o una pelea con otro animal. La praxis habitual consiste en limpiar la herida con agua estéril o solución salina, drenar el absceso y/o aplicar un desbridamiento quirúrgico para eliminar el tejido desvitalizado.

↓ Accede aquí gratis al portal e-learning con casos clínicos, vídeos y mucho  más ↓

No obstante, también se suele prescribir un agente antimicrobiano de amplio espectro.

La resistencia a los antimicrobianos

Existe una creciente preocupación por la resistencia a los antimicrobianos. Un estudio realizado en la Universidad de Lisboa1 comprobó que el aumento temporal de la resistencia a los antimicrobianos y multidrogas de las bacterias que causan infección en el tracto urinario de los gatos crea importantes limitaciones terapéuticas en medicina veterinaria.

Por eso se recomienda usar estos medicamentos con prudencia y elegir aquellos de un espectro estrecho que cubran los patógenos existentes. Eso significa que, para minimizar el riesgo de que se desarrollen bacterias resistentes, es necesario conocer los agentes patógenos más comunes involucrados en las heridas y abscesos de los gatos para seleccionar la medicación adecuada y ajustar las dosis.

En este sentido, un estudio muy interesante publicado en The Canadian Veterinary Journal2 analizó cuáles son los microorganismos más comunes en los abscesos y heridas de los gatos, evaluando además la eficacia de dos productos de amoxicilina en gatos administrados por vía oral (pasta y suspensión).

Los microorganismos más comunes en heridas cutáneas y abscesos

El estudio en cuestión incluyó a 122 gatos con heridas en la piel o abscesos que presentaban lesiones identificables de las que se podían tomar muestras para cultivo bacteriano. Los investigadores aislaron los microorganismos más comunes.

Las proteobacterias Pasteurellaceae fueron las más frecuentes, apareciendo en más de la mitad de los casos. De esa familia, la más común fue la Pasteurella multocida, unos resultados que coinciden con otro estudio realizado en la Universidad de Yamaguchi3.

Otras bacterias aerobias aisladas fueron Corynebacterium spp. y Enterococcus spp. Los tres géneros anaerobios aislados fueron: Prevotella, Fusobacterium y Porphyromonas. El Streptococcus canis fue la especie predominante en la familia de los estreptococos. También se aislaron estafilococos, específicamente Staphylococcus intermedius y otros Staphylococcus spp.

La eficacia de la amoxicilina para gatos

Los investigadores concluyeron que “los organismos que se encuentran con mayor frecuencia en los abscesos felinos y las heridas de la piel presentan un muy buen patrón de susceptibilidad a la amoxicilina” ya que todos los casos mostraron una mejoría con el tratamiento. Solo un caso con Bacillus subtilis demandó el cambio del agente antimicrobiano tras 7 días de tratamiento y otros cuatro casos necesitaron seguir con el tratamiento con amoxicilina durante más de 10 días.

Ambos productos, tanto la amoxicilina en suspensión como en pasta, mostraron una eficacia global del 95 % suministrando 11-22 mg/kg vía oral, dos veces al día durante 7-10 días. No obstante, con vistas a reducir la dosis, un estudio anterior publicado en la revista The Veterinary Record4 había indicado que la amoxicilina es eficaz para el tratamiento de infecciones felinas administrada solo una vez al día en dosis de 11 mg/kg durante 5 días.

En sentido general, los resultados confirman las conclusiones de otro estudio realizado en el Colegio de Medicina Veterinaria y Ciencias Biomédicas de Texas5 con una muestra mayor de animales, entre los que se incluyeron 50 gatos. Estos investigadores llegaron a la conclusión de que la elección empírica del fármaco antimicrobiano basado en la especie y la ubicación de la infección sigue siendo una decisión clínica razonable cuando se sospecha la existencia de una infección anaeróbica pero no se puede realizar un cultivo anaeróbico que brinde información más específica.

Marques, C. et. Al. (2018) Increase in antimicrobial resistance and emergence of major international high-risk clonal lineages in dogs and cats with urinary tract infection: 16 year retrospective study. J Antimicrob Chemother; 73(2): 377-384.
Roy, J. et. Al. (2007) Clinical and in vitro efficacy of amoxicillin against bacteria associated with feline skin wounds and abscesses. The Canadian Veterinary Journal; 48(6): 607-611.
Hoshuyama, S. et. Al. (1996) Isolation of obligate and facultative anaerobic bacteria from feline subcutaneous abscesses. J Vet Med Sci; 58(3): 273-274.
Francis, M.E. et. Al. (1978) Amoxycillin: clinical trials in dogs and cats. Vet Rec; 102(17): 377-380.
Lawhon, S. D. et. Al. (2013) Frequency of Resistance in Obligate Anaerobic Bacteria Isolated from Dogs, Cats, and Horses to Antimicrobial Agents. J Clin Microbiol; 51(11): 3804–3810.

 

Descarga el informe: Leishmaniosis canina