Anemia no regenerativa en gatos: síntomas y causas. | Vets & Clinics

El espacio de referencia de los veterinarios #SomosVets

Anemia no regenerativa en gatos: síntomas y causas.

Se define anemia como la disminución del número de eritrocitos en sangre, del volumen que ocupan la hemoglobina dentro de los eritrocitos o de la concentración de la hemoglobina presente en los glóbulos rojos, así como la disminución del transporte de oxígeno a los tejidos del organismo del animal1.

Medicina y cuidados veterinarios

Características de la anemia

Se define anemia como la disminución del número de eritrocitos en sangre, del volumen que ocupan la hemoglobina dentro de los eritrocitos o de la concentración de la hemoglobina presente en los glóbulos rojos, así como la disminución del transporte de oxígeno a los tejidos del organismo del animal1.


La anemia es una de las alteraciones hematológicas más destacables dentro de la clínica veterinaria, tanto por su frecuencia como severidad de los síntomas, por tanto, es de vital importancia conocer las causas que la desencadenan, así como su cuadro clínico y posibles métodos de actuación.

Clasificación y etiología

Existen distintos tipos de anemias con diversas clasificaciones dependiendo de la causa primaria o la respuesta o ausencia de la misma por parte de la médula ósea, entre otras clasificaciones. Si tomamos en cuenta este último factor, se pueden clasificar las anemias en:

  • Regenerativas: el organismo del animal afectado tiene una respuesta por parte de la médula ósea, de tal manera pierde más glóbulos rojos de los que puede regenerar. No obstante, ésta tiene capacidad para sintetizar nuevos eritrocitos.
  • No regenerativas: siendo más grave y de peor pronóstico que la anterior, con un tratamiento más prolongado en el tiempo, se caracteriza por la pérdida de funcionalidad de la médula ósea, lo que supone una falta de regeneración de los eritrocitos.

Tratamiento de la diarrea y vómitos en felinos DESCARGA GRATIS EL INFORME  COMPLETO 

Las anemias no regenerativas suelen ser signos clínicos secundarios a una enfermedad crónica, como enfermedad renal (por la disminución de la eritropoyetina) o  enfermedad endocrina (como el hiperadrenocorticismo), así como carencias nutricionales (siendo importante la deficiencia de hierro), hipoplasia de la médula ósea (debido a agentes infecciosos como los causantes de leucemia e inmunodeficiencia felina, alteraciones inmunomediadas o síndromes mielodisplásicos).

En un estudio2 de 1.098 muestras sanguíneas de gatos con anemia se observó que la mayoría de las muestras anémicas fueron clasificadas como anemia no regenerativa. Las anemias que eran más graves eran las de los gatos con anemia regenerativa. Además el estudio evalúa la relación de la anemia con la concentración de creatinina sérica.

Síntomas de la anemia no regenerativa y aproximación diagnóstica

Los signos clínicos de la anemia no regenerativa pueden ser generales e inespecíficos, tales como letargia, anorexia o palidez de las mucosas, así como taquipnea, dificultad respiratoria, y alteraciones del pulso y frecuencia cardíaca.

Por otro lado, las anemias al tener carácter crónico normalmente producen un cuadro clínico asintomático por la adaptación fisiológica de la alteración a la enfermedad que la produce, siendo predominantes los signos clínicos característicos de cada una de las alteraciones mencionadas anteriormente.

Centrándonos en este tipo de anemia, el diagnóstico se basa principalmente en la interpretación de los datos del hemograma realizado al paciente, siendo necesario fijarse en el IPR (índice de producción de reticulocitos), siendo éste inferior a 1.

Al no haber síntesis de nuevos reticulocitos la anemia será normocrómica y normocítica, de tal manera que se podrá realizar un frotis sanguíneo para comprobar este hallazgo, siendo los glóbulos rojos de tamaño uniforme con ausencia de células policromáticas.

Para establecer un diagnóstico preciso será necesario realizar serologías de las principales enfermedades infecciosas causantes de anemia no regenerativa, como es el caso de la inmunodeficiencia y leucemia felina, así como de otros agentes infecciosos como la Ehrlichia.

Conclusión

La anemia no regenerativa en gatos es una alteración crónica con un diagnóstico impreciso que normalmente está producida por una enfermedad que se ha prolongado en el tiempo, la cual enmascara los signos clínicos propios de las anemias. Es un proceso patológico que requiere de un buen diagnóstico para instaurar una buena pauta de tratamiento en el paciente que la padece y mejorar así su estado de salud.

1Fidalgo LE, Rejas J, Ruiz de Lopegui R, Ramos JJ. Enfermedades eritrocitarias. En: Fidalgo LE, Rejas J, Ruiz de Lopegui R, Ramos JJ. Patología Médica Veterinaria. ed. Universidad de León, Universidad de Santiago y Universidad de Zaragoza; 2003. p. 163-168.
2Furman E, et al. A retrospective study of 1,098 blood samples with anemia from adult cats: frequency, classification, and association with serum creatinine concentration. J Vet Intern Med. 2014 Sep-Oct;28(5):1391-7.

Post relacionados:

Descarga los requerimientos nutricionales para gatos esterelizados