Castrar perro macho: Cloruro de calcio combinado con dimetilsulfóxido

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Castrar perro macho: Cloruro de calcio combinado con dimetilsulfóxido

El cloruro de calcio (CaCl2) es uno de los agentes químicos que se utilizan para castrar a los perros macho. Analizamos su eficacia en una solución salina, etanol y dimetilsulfóxido.

Medicina y cuidados veterinarios

Los métodos quirúrgicos para castrar a un perro macho tienen varios inconvenientes. Los pacientes no solo se exponen a los posibles efectos adversos de la anestesia durante el procedimiento, sino que también necesitan más días para recuperarse tras la cirugía. Este procedimiento también es más invasivo, irreversible y costoso, por lo que muchos propietarios se muestran reticentes a recurrir al mismo. Por eso se investigan nuevos métodos de esterilización química, que sean más rápidos, seguros y eficaces. Una de las sustancias utilizadas es el cloruro de calcio (CaCl2).

↓ Accede aquí gratis al portal e-learning con casos clínicos, vídeos y mucho  más ↓

¿Qué hay que tener en cuenta al decidir esterilizar un perro, y el método a utilizar? Accede ya  al Webinar del Dr. Fernando Mir: “La esterilización con lupa. Una decisión razonada para cada caso”.

El cloruro de calcio como agente de esterilización química

Los primeros informes publicados sobre el uso de CaCl2 como método alternativo para esterilizar animales provienen de la Universidad Estatal de Washington1 y se remontan a finales de la década de 1970. El procedimiento prácticamente cayó en el olvido hasta que investigadores de la India lo recuperaron, mostrando que daba buenos resultados, por lo que en la última década ha resurgido el interés por este agente químico.

El CaCl2 se inyecta directamente en ambos testículos mientras el perro se encuentra sedado. Provoca una necrosis total del tejido testicular, así como una fibrosis e hialinización en los túbulos seminíferos y espacios intersticiales, según reveló una investigación publicada en la revista Contraception2.

Dos estudios3 realizados posteriormente en la Universidad de Bari Aldo Moro4 en los que se les dio seguimiento a un grupo de perros durante nueve y doce meses, revelaron que la esterilización con CaCl2 es eficaz, aunque los investigadores apuntan que la solución salina no parece proporcionar una esterilización permanente. Las inyecciones intratesticulares de CaCl2 en solución salina a concentraciones bajas provocaron menos efectos secundarios, pero a los 12 meses los niveles de testosterona volvieron a los valores iniciales.

No obstante, el uso de una solución de CaCl2 al 20 % en etanol al 95 %, aplicado mediante una única inyección intratesticular bilateral, dio como resultado la azoospermia. La concentración de testosterona sérica también disminuyó significativamente tras el tratamiento intratesticular con CaCl2 y no se observaron efectos adversos, de manera que estos investigadores consideran que se trata de un tratamiento alternativo eficaz para castrar a los perros machos.

El uso de cloruro de calcio con dimetilsulfóxido para castrar a perros macho

Otro estudio desarrollado en la Universidade de Franca5 evaluó el efecto de la inyección intratesticular de CaCl2 combinado con dimetilsulfóxido como método de esterilización química en perros. Dividieron a 12 perros en dos grupos: uno fue tratado con 15 mg/kg de CaCl2 al 7,5 % al que se le inyectó una solución combinada con DMSO al 0,5 % en cada testículo y otro grupo de control recibió el mismo volumen/kg de solución de cloruro de sodio (NaCl) pero al 0,9 %.

Los investigadores analizaron las características del semen antes y después del tratamiento, así como la concentración sérica de testosterona antes de la inyección y a los 15, 30 y 60 días después de la misma. También dieron seguimiento al dolor local y, tras la orquiectomía, realizaron una evaluación histológica testicular.

No se apreció dolor a la palpación testicular, con excepción de un perro. A los 15 días, cinco de los seis perros tratados presentaron azooespermia y el otro perro la presentó a los 30 días. No se apreciaron diferencias significativas en las concentraciones de testosterona en el grupo tratado, pero a través del examen histológico se constataron lesiones degenerativas testiculares, especialmente en las zonas proximal y media. Por tanto, los investigadores concluyen que una inyección de CaCl2 al 7,5 % combinado con 0,5 % de dimetilsulfóxido también es una alternativa viable para la esterilización canina.

En cualquier caso, es importante tener en cuenta que uno de los principales efectos negativos de la esterilización los perros es el aumento de peso, un factor de riesgo para la aparición de múltiples enfermedades. Por eso es conveniente incluir cambios en su dieta valorando opciones como Weight Balance, que aporta proteínas de calidad y ácidos grasos esenciales sin añadir demasiadas calorías.

          1.     Koger, L. M. (1977) Calcium Chloride, Practical Necrotising Agent. Proceedings of Annual Meeting of the American Society of Animal Science; 451: 118-119.
2.    Jana, K. & Samanta, P. K. (2007) Sterilization of male stray dogs with a single intratesticular injection of calcium chloride: a dose-dependent study. Contraception; 75(5): 390-400.
3.     Leoci, R. et. Al. (2014) A dose-finding, long-term study on the use of calcium chloride in saline solution as a method of nonsurgical sterilization in dogs: evaluation of the most effective concentration with the lowest risk. Acta Veterinaria Scandinavica; 56: 63.
4.     Leoci, R. et. Al. (2019) Effects of intratesticular vs intraepididymal calcium chloride sterilant on testicular morphology and fertility in dogs. Theriogenology; 127: 153-160.
5.     Silva, R. C. A. et. Al. (2018) Calcium chloride combined with dimethyl sulphoxide for the chemical sterilization of dogs. Reprod Domest Anim; 53(6): 1330-1338.

 

Microbiota