¿Cómo ofrecer un diagnóstico histopatológico de calidad?

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

¿Cómo ofrecer un diagnóstico histopatológico de calidad?

El análisis histopatológico permite realizar un diagnóstico veterinario más preciso de la enfermedad y decidir rápidamente cuál es la línea terapéutica a seguir. Te damos cinco consejos para que puedas realizar un diagnóstico histopatológico de calidad.
Gestión de una clínica veterinaria

La histopatología es una rama de la patología que aborda el diagnóstico de enfermedades mediante el análisis de los tejidos, integrando tanto sus características macroscópicas como microscópicas. Desempeña un rol protagónico en el diagnóstico veterinario ya que el análisis de la morfología de la célula permite determinar con mayor precisión la alteración patológica que afecta al tejido y, por ende, llegar a un diagnóstico certero.

La importancia del análisis histopatológico en la práctica veterinaria

  • Realizar un diagnóstico precoz

Un análisis histopatológico puede contribuir a corroborar el diagnóstico veterinario o realizar un diagnóstico precoz, en las primeras fases de la enfermedad, cuando todavía puede ser reversible o responder mejor al tratamiento. Hay que tener en cuenta que hay lesiones que macroscópicamente pueden parecer benignas pero resultan ser malignas cuando se analizan a nivel microscópico, por lo que siempre es conveniente realizar un examen histopatológico que despeje las dudas, como confirmó un estudio realizado en la Universidad de Ankara1.

  • Determinar la causa de la patología

El estudio histopatológico sirve para identificar las alteraciones estructurales y anormalidades proteicas o genéticas, con el objetivo de determinar la naturaleza de la anomalía. De hecho, detectar la causa de la enfermedad amplía la comprensión del proceso patológico. En los casos de cáncer, por ejemplo, el análisis histopatológico puede indicar si es una consecuencia de un proceso degenerativo o una neoplasia.

Solicita aquí el póster de valoración corporal del perro.  ¡Te lo enviamos gratis a tu clínica!

  • Conocer el pronóstico de la enfermedad

Conocer exactamente la patología que presenta el animal, así como su estadio, ayuda al veterinario a formarse una imagen general del cuadro clínico. El diagnóstico histopatológico revela con mayor precisión aquellos cambios patológicos que inciden en el pronóstico de la enfermedad, como sostienen diferentes estudios, uno de los más recientes publicados en la revista Veterinary and Comparative Oncology2. El veterinario podrá estimar mejor el curso que seguirá la enfermedad y su capacidad de respuesta ante diferentes tratamientos.

  • Elegir el tratamiento más eficaz

Conocer la enfermedad, su causa y estadio permite analizar detenidamente las diferentes opciones terapéuticas para elegir la más adecuada. La confirmación que brinda el estudio histopatológico permite tomar decisiones terapéuticas rápidas que incrementen la eficacia y el éxito del tratamiento. El análisis histopatológico también se puede utilizar para dar seguimiento al tratamiento, como reveló un estudio realizado en la Universidad Complutense de Madrid3, y comprobar si la medicación está causando cambios a nivel celular.

Cinco consejos para realizar un diagnóstico histopatológico de calidad

Para realizar un buen diagnóstico veterinario histopatológico hay que prestar atención especial a la biopsia, tanto a la elección de la muestra como a su obtención. Así se evitará llegar a diagnósticos erróneos o no concluyentes.

1.     Elegir la zona más representativa o sospechosa de lesión. Es recomendable no incluir zonas descamadas o necróticas y utilizar alcohol al 70 % para desinfectar, evitando el uso de antisépticos yodados. En caso de lesiones subcutáneas, es necesario profundizar en los cortes.

2.     Tomar muestras de diferentes zonas de la lesión y, siempre que sea posible, incluir muestras de tejido sano para poder realizar una comparación. Lo ideal es tomar una muestra que abarque los bordes de tejido sano.

3.     Secar las muestras ligeramente con una gasa y dejarlas reposar sobre una tablilla. Luego se deben fijar en formol neutro al 10 % para contribuir a su preservación, colocando primero el fijador y añadiendo luego el tejido, para evitar que este se adhiera a las paredes del envase.

4.     Para tomar las muestras, es preferible el uso de bisturí u otro instrumento que permita un corte limpio ya que las tijeras o pinzas diente de ratón pueden alterar la morfología en las zonas de compresión.

5.     Evitar la desecación de los tejidos ya que la pérdida de agua puede modificar el aspecto histológico. Las muestras tampoco se deben congelar para evitar la formación de cristales que alteran la morfología original.

Por último, es importante tener en cuenta que, al igual que cualquier otro método diagnóstico veterinario, el análisis histopatológico también está sujeto a errores, ya sea por una mala selección, procesamiento o interpretación de la muestra. Por tanto, si se duda del diagnóstico, es importante repetir la biopsia.

1. Yumusak, N. & Kutsal, O. (2016) A comparative study between fine needle aspiration biopsy (FNAB) findings and histopathology in the evaluation of canine skin and skin adnexal tumors. Ankara Üniv Vet Fak Derg; 63: 393-400.

2. Pradel, J. et. Al. (2018) Prognostic significance of histopathology in canine anal sac gland adenocarcinomas: Preliminary results in a retrospective study of 39 cases. Vet Comp Oncol; 16(4): 518-528.

3. García, M. et. Al. (2007) Evaluation of clinical, macroscopic, and histopathologic response to treatment in nonhypoproteinemic dogs with lymphocytic-plasmacytic enteritis. J Vet Intern Med; 21(1): 11-17.

 

Descarga el informe: Leishmaniosis canina