Dermatitis miliar felina, ¿qué la causa? | Vets & Clinics

El espacio de referencia de los veterinarios #SomosVets

Dermatitis miliar felina, ¿qué la causa?

Como hemos mencionado, la causa más común de la dermatitis miliar felina es la hipersensibilidad a la pulga. Algunos gatos se vuelven extremadamente sensibles a las pulgas y una sola picadura puede ser suficiente para provocar una reacción cutánea bastante grave. En áreas de clima cálido esta afección de la piel puede desarrollarse con más frecuencia en los gatos.

Medicina y cuidados veterinarios

Causas de la dermatitis miliar felina

Como hemos mencionado, la causa más común de la dermatitis miliar felina es la hipersensibilidad a la pulga. Algunos gatos se vuelven extremadamente sensibles a las pulgas y una sola picadura puede ser suficiente para provocar una reacción cutánea bastante grave. En áreas de clima cálido esta afección de la piel puede desarrollarse con más frecuencia en los gatos.


Puede estar motivada por otros factores o una combinación de varios:

  • Otras alergias (dermatitis atópica, inhalantes, problemas de intolerancia alimentaria y a ciertos insectos)
  • Infección (dermatofitosis o pioderma superficial)
  • Parásitos (sarna notoédrica, demodicosis, cheiletielosis, pediculosis, ácaros del oído)
  • Enfermedades mediadas por el sistema inmunitario (granuloma eosinofílico, lupus eritematoso o pénfigo foliáceo)
  • Reacción a medicamentos

Clinical report - Dermatitis atópica canina

En este artículo vamos a hablar de modo resumido de algunas de las causas subyacentes capaces de provocar la dermatitis miliar felina:

Dermatitis o Hipersensibilidad felina

La edad de inicio es variable pero generalmente entre los 6 meses y los 3 años, existiendo mayor incidencia en gatos de raza pura y pudiendo ser estacional o no estacional. Al igual que ocurre en los perros, los felinos con dermatitis atópica pueden tener varias presentaciones clínicas, como: dermatitis miliar, alopecia simétrica, complejo de granuloma eosinofílico y excoriaciones en cabeza y cuello, compatibles con un diagnóstico de dermatitis atópica, por lo que deben diferenciarse de otras enfermedades con signos clínicos similares.

Descarga gratis el informe sobre el papel de la dieta en el control de la Dermatitis atópica canina

Intolerancia alimentaria

Son el tercer tipo más común de alergia felina, superada en frecuencia sólo por alergias a las picaduras de pulgas y sustancias inhaladas. Las lesiones cutáneas más características son la dermatitis miliar, alopecia auto traumática, manifestaciones del complejo de granuloma eosinofílico y excoriaciones faciales. Además de los problemas en la piel que ocasiona, se presentan también signos gastrointestinales, como vómito y diarrea.

Dermatofitosis

Infección fúngica que produce enfermedad superficial cutánea, en el 90% de los casos ocasionada por Microsporum canis. Los factores predisponentes de la enfermedad son traumas cutáneos (ectoparásitos y heridas), inmunosupresión, deficiencias nutricionales y ambiente cálido. La lesión más típica es una alopecia regular y circular, con rotura del pelo y descamación, que en ocasiones tiene un margen eritematoso y curación central (Tiña). Los gatos afectados también muestran: seborrea, costras, dermatitis miliar, nódulos térmicos y paroniquia.

Sarna notoédrica

Enfermedad parasitaria provocada por un ácaro de la familia de los Sarcóptidos (Notoedres Cati). Los signos clínicos se caracterizan por prurito intenso, pápulo-costras eritematosas, pioderma, alopecia y seborrea. Su inicio se da en la zona medial del pabellón auricular, cara y cuello, pudiéndose extender a otras zonas del cuerpo del gato. Sin tratamiento adecuado puede dar lugar a hiperqueratosis o hiperpigmentación en las áreas afectadas.

Cheiletielosis

Ectoparasitosis extremadamente contagiosa. Las tres especies de ácaros más comunes que producen la Cheyletiellosis son Cheyletiella blackei (gatos), Cheyletiella parasotivorax (conejos), Cheyletiella yasguri (perros). Al ser un ácaro grande se puede observar sobre el pelo del animal como si fueran escamas. Las lesiones aparecen principalmente en cabeza y tronco del animal, produciendo prurito, alopecia, dermatitis miliar, eritema, descamación y costras.

Pénfigo foliáceo

Enfermedad dermatológica autoinmune normalmente idiopática, aunque en ocasiones inducida por medicamentos o como secuela de una patología inflamatoria de la piel. En general, las lesiones primarias de Pénfigo Foliáceo son pústulas superficiales cubiertas total o parcialmente por costras, convirtiéndose posteriormente en erupciones pápulo-costrosas, además de descamación y alopecia. Empieza de manera común en la cabeza y conducto auditivo externo. Los gatos pueden sufrir una supuración notable en el tejido ungueal de las uñas (paroniquia caseosa), pudiendo desarrollarse onicodistrofia.

Accede a la plataforma e-learning exclusiva para veterinarios de Affinity Vets y amplía tu formación en las áreas terapéuticas de tu interés.

Post relacionados:

Lupus cutáneo

Vets & Clinics

Espacio de referencia de los veterinarios