Diarrea negra en perros: ¿Posible úlcera en el estómago?

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Diarrea negra en perros: ¿Posible úlcera en el estómago?

La diarrea negra en los perros o las heces consistentes de color negro son motivo de preocupación, por lo que es importante detectar y tratar su causa a tiempo. Dado que la úlcera en el estómago es una de las principales causas, profundizamos en su tratamiento y manejo dietético.

Nutrición y enfermedades

La diarrea canina es uno de los motivos de consulta veterinaria más comunes. Puede deberse a diferentes factores, desde un cambio en la dieta hasta los parásitos gastrointestinales, virus o úlceras intestinales. La diarrea negra en perros es particularmente alarmante ya que este tipo de deposiciones suelen indicar la presencia de sangre en la parte superior del tracto gastrointestinal del perro.

Las principales causas de la diarrea negra en perros

La melena, o diarrea negra en perros, adquiere este color debido a la sangre que proviene del tracto gastrointestinal superior y que pasa por todo el sistema digestivo, aunque en ocasiones esa sangre puede haber sido deglutida debido a un sangrado en el tracto respiratorio.

Guía PDF gratis: Funcionamiento y estructura del sistema gastrointestinal [Fisiopatología gastrointestinal del perro y el gato]

En algunos casos, la melena puede estar causada por la dieta. Algunos ingredientes de la comida, como el hígado o las espinacas, o la carne fresca en descomposición, pueden causar heces negras. Medicamentos como el metronidazol, bismuto, sulfato de hierro o los antiinflamatorios no esteroideos también pueden provocar este problema.

Una obstrucción interna, causada por la ingestión de un cuerpo extraño, también puede provocar melena, así como la presencia de un tumor que afecte el sistema digestivo. En este sentido, el leiomioma y leiomiosarcoma suelen causar un sangrado particularmente profuso debido a su propensión a ulcerarse.

Otros problemas de salud, como las infecciones gastrointestinales, la insuficiencia renal, una enfermedad del hígado, pancreatitis o trastornos de la coagulación de la sangre también pueden cursar con heces negras.

No obstante, una de las causas más común de la diarrea negra en perros es la úlcera gástrica. En ese caso, el cuadro se completa con vómitos, que también pueden presentar sangre, mucosas pálidas, pérdida de peso, anemia y dolor.

En el Webinar del Dr. Xavier Roura, “Mitos en el manejo de la diarrea en el perro” puedes resolver las dudas más frecuentes acerca de esta patología.

¿Cuál es el tratamiento de la melena causada por una úlcera gástrica?

La melena, al ser un síntoma de una afección subyacente, se resuelve cuando se soluciona el problema de base. En el caso de la úlcera en el estómago, el tratamiento normalmente se enfoca en mantener la perfusión mucosa, favorecer la cicatrización de la úlcera para evitar que el daño gástrico aumente, disminuir la acidez gástrica y proteger la mucosa gástrica, como indicó un estudio publicado en la revista Veterinary World1.

Para ello, se debe recurrir a los antiácidos, protectores de la mucosa gástrica y análogos sintéticos de prostaglandinas. Los medicamentos que bloquean los receptores H2, como la cimetidina, ranitidina y famotidina, disminuyen la cantidad de ácido producido por el estómago, por lo que suelen provocar un alivio prolongado de la acidez.

Los inhibidores de la bomba de protones, como omeprazol, lanosprazol y pantoprazol también son eficaces. El sucralfato en particular parece ser muy eficaz para proteger las zonas ulceradas y facilitar la sanación, además de contribuir a eliminar las diarreas como explica este estudio2.

¿Qué dieta deben seguir los perros con úlcera en el estómago?

El manejo dietético de la úlcera de estómago debe acelerar el vaciamiento del estómago y reducir al mínimo la retención del contenido en el interior de la luz gástrica, de manera que facilite el proceso de cicatrización. Las dietas con un alto contenido en grasas, por ejemplo, retrasan el vaciado gástrico y causan hiperactividad estomacal, por lo que pueden empeorar la úlcera, como se observó en este estudio 3.

Hay que tener en cuenta que en los casos de úlcera en el estómago con melena es probable que la permeabilidad del tubo digestivo esté alterada, lo cual facilita el paso de los antígenos alimentarios. Eso significa que el perro tiene una mayor propensión a desarrollar una hipersensibilidad a las proteínas alimentarias, por lo que se recomienda recurrir a una fuente proteica que no forme parte de la dieta habitual.

Para aumentar la tasa de vaciamiento gástrico se recomiendan dietas más líquidas de baja ósmosis y alimentos muy digestibles, con menos de un 10 % de grasas por materia seca y bajo contenido en fibra.

1. Parrah, J. D. et. Al. (2013) Gastric ulceration in dog: A review. Veterinary World; 6(7): 449-454.
2. Rees, W. D. (1991) Mechanisms of gastroduodenal protection by sucralfate. Am J Med; 91(2A): 58S-63S.
3. Kumar, P. et. Al. (2018) Gastritis and Peptic Ulcer Diseases in Dogs: A Review. International Journal of Current Microbiology and Applied Sciences; 7(03): 2475-2501.

 

New Call-to-action