Entrenador canino. ¿Cuándo es necesario? | Vets & Clinics

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Entrenador canino. ¿Cuándo es necesario?

La etología veterinaria es la rama científica que estudia las conductas propias y naturales del perro, basadas en sus gestos y comportamientos instintivos característicos de la especie.

Dentro de la etología existe una vertiente especializada en el tratamiento de alteraciones conductuales que pueden suponer un riesgo para la salud, calidad de vida y bienestar del animal, denominada como etología clínica.

Vínculo personas y mascotas

Etología veterinaria y su importancia

La etología veterinaria es la rama científica que estudia las conductas propias y naturales del perro, basadas en sus gestos y comportamientos instintivos característicos de la especie.

Dentro de la etología existe una vertiente especializada en el tratamiento de alteraciones conductuales que pueden suponer un riesgo para la salud, calidad de vida y bienestar del animal, denominada como etología clínica.


Los profesionales veterinarios tienen opción a formarse en esta última rama para tratar este tipo de trastornos del comportamiento. Por otro lado, la existencia de adiestradores y entrenadores caninos es imprescindible para tener una buena gestión del comportamiento de la mascota y la corrección de ciertas alteraciones conductuales.

 

Descarga gratis la Guía del adoptante y ofrécela a los propietarios de cachorros [Resuelve dudas sobre esterilización, identificación, alimentación, higiene y  más para los nuevos adoptantes de mascotas]

 

Como añadido a lo explicado en el anterior párrafo, los perros son animales sociales. La convivencia, tanto con los propios miembros de la familia como con el resto de colectividades caninas, es un factor muy importante que se debe de tener en cuenta y es uno de los aspectos fundamentales de los entrenadores caninos.

 

Necesidad de los entrenadores caninos

Los entrenadores o adiestradores caninos tienen múltiples áreas de trabajo dependiendo de las necesidades que tenga la familia en cuanto a bienestar y salud del animal:

 

  • Educación de cachorros y perros jóvenes: por un lado, los entrenadores caninos enseñan al animal el establecimiento de una buena sociabilizacion y una buena estructura  dentro del núcleo familiar, para evitar problemas conductuales e instauración de comportamientos inadecuados a largo plazo. Por otro lado, la enseñanza al propio dueño de la mascota es una labor muy importante dentro del adiestramiento canino, ya que las personas que conviven con el animal deben de conocer las pautas esenciales de adiestramiento y enseñanza basadas en expertos, en este caso, de los entrenadores caninos.
  • Adiestramiento de obediencia: aspecto por el cual los entrenadores enseñan a las mascotas a responder de una manera específica a un estímulo concreto que le realiza el dueño, para mantener una buena convivencia tanto dentro como fuera del hogar. No obstante, los adiestradores también ejercen su función con animales destinados para un determinado trabajo o tarea que necesita ser enseñado para acatar ciertas órdenes en los momentos adecuados.
  •  Modificación de problemas de conducta: la corrección de problemas conductuales, tales como agresividad o ausencia de obediencia a los dueños, es vital para proporcionar una buena calidad de vida del animal y de los seres que lo rodean, ya sean personas del núcleo familiar, como otro tipo de animales. Los entrenadores deben de actuar en conexión con los etólogos veterinarios para resolver las conductas que provocan problemas en la salud del perro.

 

Existen una intervenciones, las intervenciones asistidas con animales, en las que los animales se incorporan como parte de un tratamiento con el objetivo de promover las habilidades físicas,sociales y emocionales de las personas. La mayoría de los animales usados están entrenados y tienen unas características especiales.

Los entrenadores caninos tienen las herramientas y conocimientos necesarios para poder realizar esta práctica, basándose en el adiestramiento canino en positivo para reforzar las conductas que queremos que el animal adquiera, empleando ejercicios tanto individuales como colectivos.

No obstante, el trabajo del adiestrador canino no termina en la enseñanza al perro, si no que es fundamental que la familia aprenda de él las tácticas correctas tanto para obtener un resultado favorable para el núcleo como para evitar el desarrollo de alteraciones conductuales perjudiciales para el animal.

 

Conclusión

Los entrenadores caninos tienen un papel fundamental en el adiestramiento del animal de compañía, tanto para el desarrollo de conductas de obediencia como para modificaciones de comportamientos negativos. Tiene especial importancia la enseñanza de cara a los dueños de la mascota, ya que explica las pautas esenciales que el animal debe tener por parte de otros miembros de la familia para poder disfrutar de una buena salud y calidad de vida.

 

Post relacionados:

 

e-learning