Fisioterapia canina para el tratamiento de la displasia de cadera

El espacio de referencia de los veterinarios #SomosVets

Fisioterapia canina para el tratamiento de la displasia de cadera

La fisioterapia canina debe formar parte del tratamiento multimodal de la displasia de cadera. Analizamos las principales técnicas y la importancia de la dieta.

Medicina y cuidados veterinarios

La displasia de cadera es una de las afecciones ortopédicas más comunes que afectan a los perros, sobre todo los de raza grande en los que se produce un crecimiento rápido, como el Mastín Español y el San Bernardo.

Descarga el Test de Movilidad del perro y evalúa sus progresos y mejoría

Este problema está causado por una laxitud articular que genera un desarrollo anormal de la cabeza femoral y el acetábulo, lo cual conduce a un desgaste excesivo del cartílago articular y esto provoca la osteoartritis secundaria.

Los síntomas más comunes son: dolor, rigidez, pérdida de masa muscular, dificultades para saltar, correr, bajar o subir escaleras y un rango de movimiento disminuido. Generalmente la displasia de cadera se aborda de manera multimodal, lo cual incluye la fisioterapia canina.

Los objetivos de la fisioterapia canina en la displasia de cadera

La fisioterapia para la displasia de cadera suele tener como objetivo reducir el dolor, mejorar el rango de movimiento, desarrollar o mantener la masa muscular y, en última instancia, mantener o disminuir el peso del perro.

Cuando se recurre a la rehabilitación tras una intervención quirúrgica, esta se enfoca tanto en disminuir el dolor y la inflamación postoperatoria, como en mejorar el uso de las extremidades y proteger el sitio quirúrgico.

Más adelante, una vez que el paciente se ha curado, la fisioterapia canina se centra más en promover la masa muscular, mejorar el rango de movimiento de la cadera y reducir el peso corporal, como se describe en este trabajo del equipo del Dr. Dycus1.

Abordajes más comunes en la fisioterapia canina para la displasia de cadera

  • Ejercicios terapéuticos. Muchos de los perros con displasia de cadera también sufren déficits sensoriales, por lo que algunos ejercicios terapéuticos se centran en desarrollar el equilibrio y la propiocepción. Se recurre a ejercicios de redistribución del peso corporal, uso de tablas de balanceo y caminar sobre superficies irregulares como colchones de aire, gomaespuma o arena para promover la extensión de la cadera.
  • Terapia de frío y calor. La terapia de frío reduce la conducción nerviosa y el edema, por lo que es muy útil para el manejo central del dolor y durante las crisis. La terapia caliente, por su parte, también contribuye a reducir el dolor y la tensión miofascial, facilitando la vasodilatación y la normalización del flujo sanguíneo en la zona afectada.
  • Hidroterapia. La hidroterapia tiene un papel protagonista en la fisioterapia canina para la displasia de cadera. La flotabilidad favorece la contracción muscular a la vez que disminuye la carga por el peso corporal, mientras que la presión hidrostática reduce el edema y disminuye el dolor, lo cual contribuye a fortalecer los músculos. Caminar en el agua se considera un ejercicio más beneficioso que la natación ya que genera cambios más positivos en la flexión articular y fomenta un patrón de marcha normal.
  • Ecografía terapéutica. Puede ser beneficiosa en perros con displasia de cadera para mejorar el rango de movimiento, disminuir el dolor y los espasmos musculares. Dado que su efecto térmico llega hasta los tejidos más profundos, la ecografía terapéutica puede aumentar la extensibilidad del colágeno y mejorar el flujo sanguíneo.
  • Estimulación eléctrica. Esta técnica mejora la fuerza y tono muscular, ampliando el rango de movimiento de la cadera. También es eficaz para aliviar el dolor, el edema y el espasmo muscular. La estimulación eléctrica neuromuscular contribuye a la reeducación muscular, previene la atrofia muscular y mejora del movimiento de las articulaciones, mientras que la estimulación eléctrica transcutánea es eficaz para el control del dolor2.

El papel de la dieta en el tratamiento de la displasia de cadera

En un estudio llevado a cabo con 70 perros que padecían osteoartritis de cadera, se les trató con la dieta Advance Veterinary Diets Articular durante 2 meses. Al cabo de ese tiempo, se constató una reducción significativa de la sinovitis en las dos articulaciones, aumentó el grado de flexión y extensión de la articulación coxo-femoral, y se apreció una disminución del grado de dolor. Todo esto nos indica que la dieta, al igual que la fisioterapia canina, deben ser dos pilares esenciales en el tratamiento de la displasia de cadera.

Accede aquí al Clinical Report de Osteoartritis Canina para obtener más información de este y otros estudios sobre la dieta Advance Articular en perros.

Por otro lado, la reducción del peso corporal es una estrategia eficaz para retrasar o prevenir la displasia de cadera en los perros susceptibles3. Tras dar seguimiento a 48 labradores retriever, los investigadores de este estudio apreciaron que mantener una restricción calórica del 25 % retrasó casi el doble el inicio de la displasia de cadera y redujo la gravedad de los síntomas. Por esta razón, y según la valoración corporal del perro, Advance Veterinary Diets Articular Reduced Calorie es la dieta adecuada para reducir la presión sobre la articulación.

 

1. Dycus, D. L. et. Al. (2017) Physical Rehabilitation for the Management of Canine Hip Dysplasia. Vet Clin North Am Small Anim Pract; 47(4): 823-850.
2.Mlacnik, E. et. Al. (2006) Effects of caloric restriction and a moderate or intense physiotherapy program for treatment of lameness in overweight dogs with osteoarthritis. J Am Vet Med Assoc; 229(11): 1756-1760.
3.Smith, G. K. et. Al. (2006) Lifelong diet restriction and radiographic evidence of osteoarthritis of the hip joint in dogs. J Am Vet Med Assoc; 229(5): 690-693.

 

Guía Osteoartritis canina: Herramientas de prevención y tratamiento