Gastritis en gatos secundaria a peróxido de hidrógeno como emético

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Gastritis en gatos secundaria a peróxido de hidrógeno como emético

El peróxido de hidrógeno al 3 % se usa como agente emético en casos de emergencia en el hogar, pero nuevos estudios han puesto en tela de juicio su eficacia y seguridad ya que puede provocar gastritis en los gatos, entre otros efectos adversos.

Nutrición y enfermedades

Los gatos no suelen ingerir sustancias tóxicas y objetos extraños con tanta frecuencia como los perros, pero puede ocurrir. En esos casos es necesario inducir el vómito. El peróxido de hidrógeno es un emético al que recurren los propietarios con cierta frecuencia para lograr que perros y gatos vomiten, ya que es un producto que se encuentra fácilmente en las farmacias y los hogares.

Tratamiento de la diarrea y vómitos en felinos DESCARGA GRATIS EL INFORME  COMPLETO 

El peróxido de hidrógeno al 3 % se administra por vía oral y, al tener una acción irritante sobre el tracto intestinal, debería provocar el vómito pasados unos 15 minutos. Sin embargo, como demostró un estudio publicado en la Journal of the American Veterinary Medical Association1 en el que se comparó la eficacia de diferentes agentes eméticos, ninguno de los gatos a los que se les administró peróxido de hidrógeno al 3 % vomitó. Eso puede hacer que los propietarios dupliquen la dosis, lo cual puede provocar efectos indeseados graves en el sistema gastrointestinal, como una gastritis necroulcerativa.

Gastritis necroulcerativa como resultado de la administración de peróxido de hidrógeno

Un artículo publicado en la Journal of Veterinary Emergency and Critical Care2 analizó un caso de gastritis necroulcerativa secundaria a la administración de peróxido de hidrógeno al 3 % como agente emético en un gato. Al animal, un macho castrado de 10 años de edad, el propietario le había administrado dos dosis de 7,5-15 ml de peróxido de hidrógeno al 3 % para intentar inducir la emesis en casa debido a la ingestión de una pieza de espuma. Se logró la emesis y la expulsión del cuerpo extraño, pero en menos de 24 horas el gato presentó vómitos prolongados y hematemesis.

En la clínica veterinaria se realizaron análisis de sangre e imágenes de abdomen con resultados normales. La laparotomía exploratoria no reveló ningún cuerpo extraño en el tracto gastrointestinal, pero se apreció una ulceración grave que cubría aproximadamente el 60 % de la mucosa gástrica. La lesión comenzaba en el cardias y se extendía desde el fundus hacia abajo, a través del cuerpo del estómago hasta la curvatura menor. El análisis histopatológico de la pared del estómago confirmó una gastritis grave necroulcerativa y hemorrágica pleocellular, probablemente debido a la administración de peróxido de hidrógeno al 3 %.

Un análisis de caso anterior realizado en la Universidad de Ciencias Veterinarias y Farmacéuticas de Brno3 reveló que la administración de 4 ml de peróxido de hidrógeno al 3 % a un gato de 5 años de edad provocó una dificultad respiratoria severa. La radiografía torácica mostró un edema pulmonar intersticial y alveolar.

Estos casos han llevado a los autores a concluir que el peróxido de hidrógeno al 3 % no es un agente emético seguro para los gatos, por lo que no se recomienda su uso. De hecho, aunque tradicionalmente se ha considerado como una solución de primeros auxilios relativamente segura y eficaz para los perros, como indicó un estudio publicado en la Journal of the American Veterinary Medical Association4, un análisis5 posterior más minucioso que incluyó biopsias gastroduodenales concluyó que “tras la aplicación de peróxido de hidrógeno al 3 % se apreciaron lesiones gástricas visuales e histopatológicas significativas en todos los perros, así como lesiones duodenales menos graves”.

En los gatos, si es necesario provocar el vómito, es más seguro recorrer a agentes eméticos como los agonistas alfa-adrenérgicos, y siempre bajo vigilancia veterinaria. Como complemento, se puede recurrir a la dieta Gastroenteric Sensitive, de Advance Veterinary Diets, que ha sido especialmente formulada para compensar cualquier posible alteración de la digestión en caso de trastornos gastrointestinales.

Thawley, V. J. & Drobatz, K. J. (2015) Assessment of dexmedetomidine and other agents for emesis induction in cats: 43 cases (2009-2014). J Am Vet Med Assoc; 247(12): 1415-1418.
Obr, T. et. Al. (2017) Necroulcerative hemorrhagic gastritis in a cat secondary to the administration of 3% hydrogen peroxide as an emetic agent. Journal of Veterinary Emergency and Critical Care; 27(5): 605-608.
Rauserova, L. et. Al. (2019) Acute Respiratory Failure after Administration of Hydrogen Peroxide as an Emetic in a Cat. Veterinary Medicine; 7242631.
Khan, S. A. et. Al. (2012) Effectiveness and adverse effects of the use of apomorphine and 3% hydrogen peroxide solution to induce emesis in dogs. Journal of the American Veterinary Medical Association; 241(9): 1179-1184.
 Niedzwecki, A. H. et. Al. (2016) Effects of oral 3% hydrogen peroxide used as an emetic on the gastroduodenal mucosa of healthy dogs. Journal of Veterinary Emergency and Critical Care; 27(2): 178-184.

 

Descarga el informe: Dermatitis atópica canina