Linfadenomegalia metastásica en perros: Estudios citológicos

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Linfadenomegalia metastásica en perros: Estudios citológicos

Los estudios citológicos son la técnica diagnóstica de elección cuando se detecta un aumento de los ganglios linfáticos. Descubre la sensibilidad del examen citológico y los criterios diagnósticos para determinar si existe una enfermedad de mastocitos metastásica en los ganglios linfáticos.

Medicina y cuidados veterinarios

Los ganglios linfáticos desempeñan un papel esencial en la inmunidad celular y humoral, por lo que es habitual que diferentes enfermedades cursen con afectación ganglionar. Debido a su papel en el drenaje linfático, suelen ser órganos diana tanto en los procesos inflamatorios localizados como en los casos de metástasis tumorales. Por eso, el estudio citológico de los ganglios linfáticos se ha convertido en una herramienta diagnóstica imprescindible en la práctica veterinaria.

De hecho, la citología de muestras ganglionares es la técnica diagnóstica de elección cuando se detecta un aumento de los ganglios linfáticos, ya sea localizado o generalizado. Gracias a esta técnica se puede diferenciar rápidamente una patología linfoide benigna de un proceso maligno.

Linfadenomegalia metastásica: Tipos de tumores y áreas afectadas

La aparición de metástasis ganglionares depende del tipo de tumor primario y es un factor pronóstico importante, sobre todo en los casos de tumores mamarios malignos y tumores de mastocitos. Un estudio desarrollado en la Universidad de Ciencias de la Vida de Varsovia1 reveló la existencia de tumores metastásicos secundarios en el 10 % de los perros con agrandamiento de los ganglios linfáticos.

No obstante, un estudio2 más reciente, realizado en 125 perros, detectó neoplasias metastásicas en hasta el 40 % de los casos analizados. El tumor más común asociado a la linfadenomegalia metastásica fue el mastocitoma, que representó el 32 % de todos los casos.

Clinical report - Dermatitis atópica canina

De hecho, la linfadenomegalia metastásica en perros suele ser el resultado de la diseminación de tumores de mastocitos. En estos casos, la linfadenomegalia suele ser masiva, produciéndose un reemplazo completo del tejido de los ganglios linfáticos por mastocitos neoplásicos, independientemente de los ganglios linfáticos afectados.

La linfadenomegalia metastásica afecta fundamentalmente los ganglios linfáticos inguinales mandibulares, preescapulares y superficiales, aunque la ubicación de las metástasis está directamente relacionada con la zona donde se encuentra el tumor primario.

Los adenocarcinomas metastásicos, la mayoría debidos a adenocarcinomas de las glándulas mamarias, y los melanomas fueron menos comunes. Los melanomas fueron más habituales en la cavidad oral, los tumores de mastocitos en las extremidades posteriores y los adenocarcinomas en las glándulas mamarias. Otros tipos de tumores se diseminaron de manera más uniforme por diferentes zonas.

La sensibilidad de los estudios citológicos

Es esencial realizar un examen cuidadoso de los ganglios linfáticos, ya que estos proporcionan información clínica valiosa para determinar el estadio de la linfadenomegalia metastásica. En el primer estudio referido, se apreció que un examen citológico de muestras de buena calidad permite diagnosticar de manera certera más del 90 % de los casos de linfadenomegalia.

Otra investigación, realizada en la Universidad de Pensilvania3 con 37 perros y 7 gatos, arrojó que la citopatología es la técnica diagnóstica más sensible para detectar la metástasis en los ganglios linfáticos, con una fiabilidad del 96-100 %, la cual no solo supera la palpación física sino también las pruebas histológicas de muestras de biopsia central con aguja, cuya sensibilidad se ha estimado que ronda el 64 %.

Uno de los principales problemas para el diagnóstico es que no existen criterios citológicos estandarizados que permitan diferenciar los mastocitos neoplásicos de los mastocitos reactivos, lo cual complica el diagnóstico de la micrometástasis en los ganglios linfáticos provocada por tumores de mastocitos.

No obstante, un estudio publicado en la revista Veterinary and Comparative Oncology4, validado por otras investigaciones, ha sugerido criterios citológicos más precisos para la determinación de la enfermedad de mastocitos metastásica en los ganglios linfáticos regionales:

  • Borramiento del tejido linfoide por los mastocitos.
  • Presencia de agregados.
  • Pleomorfismo claro.
  • Anisocitosis, anisocariosis y/o la granulación reducida o variable.
  • Presencia de más de cinco agregados de más de tres mastocitos.

Con estos criterios diagnósticos, es más fácil detectar la linfadenomegalia metastásica mediante los estudios citológicos, sobre todo cuando se dispone de muestras de masa primaria que permitan realizar un análisis comparativo.

Referencias Bibliográficas:

1. Sapierzyński, R. & Micuń, J, (2009) Lymphadenomegaly in dogs – cytological study. Pol J Vet Sci; 12: 263-268.

2. Sapierzyński, R. (2017) Metastatic lymphadenomegaly in dogs – cytological study. Pol J Vet Sci; 20(4): 731-736.

3. Langenbach, A. et. Al. (2001) Sensitivity and specificity of methods of assessing the regional lymph nodes for evidence of metastasis in dogs and cats with solid tumors. J Am Vet Med Assoc; 218(9): 1424-1428.

4. Krick, E. L. et. Al. (2009) Cytological lymph node evaluation in dogs with mast cell tumours: association with grade and survival. Vet Comp Oncol; 7(2): 130-138.

 

Descarga el informe: Inmunonutrición en cachorros