Mal aliento en gatos. ¿Estomatitis como causa?

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Mal aliento en gatos. ¿Estomatitis como causa?

El mal aliento en los gatos o halitosis felina es bastante frecuente, y a menudo no se le da importancia clínica. No obstante, junto con otros signos, puede ofrecer una orientación sobre el estado de salud del animal.

Medicina y cuidados veterinarios

Halitosis en gatos

El mal aliento en gatos o halitosis es un signo clínico relativamente común en los gatos adultos y de avanzada edad. Se trata de un síntoma que podría indicar que el animal presenta una patología, bien en la cavidad orofaríngea, bien sistémica. Por tanto, es un hallazgo que no se debe de pasar desapercibido.

Descarga el análisis científico del Vínculo entre las personas y los gatos [¿Cómo es la interacción? ¿Hay diferencias entre sexos? Encuentra todas las  respuestas en el estudio]

No existe una relación de raza frente a este problema. No obstante, las razas de gatos braquicéfalas, tales como los Persas o Himalaya, tienen más predisposición a la halitosis.

Causas

Aunque el mal aliento en gatos puede ser un signo claro de estomatitis, existen muchos otros factores que lo pueden propiciar:

  • Alimentación: según el tipo de presentación que tenga el alimento del animal. La dieta húmeda se acumula más fácilmente en las piezas dentales y tiende a formar placas de sarro con mucha más frecuencia. Por otro lado, el sabor o aroma que tenga la dieta comercial puede potenciar ese olor, así como la manera que tiene la mascota de ingerir el alimento (comer con ansiedad sin masticar, entre otros).
  • Enfermedad periodontal: este trastorno es la causa principal del desarrollo de halitosis en animales de compañía. Tal y como explica la Dra. Aurora Mateo en el Webinar de Vets & Clinics sobre la estomatitis crónica felina, la gingivitis es una enfermedad multifactorial en la que pueden estar implicados distintos agentes patógenos, tales como calicivirus o Tannerella forsythia. Asimismo, los tumores de la cavidad oral que afectan a la boca o al esófago también pueden desencadenar el mal olor, así como la existencia de cuerpos extraños. Una exploración completa de la cavidad orofaríngea estaría indicada ante la aparición de halitosis en gatos.
  • Alteraciones en las vías respiratorias: como neoplasias de los senos nasales o faringe que desencadenan infecciones secundarias y mal aliento.
  • Alteraciones del sistema urogenital: las patologías a nivel renal, tales como la insuficiencia renal crónica, originan lesiones en la mucosa oral que desencadenan halitosis en el gato, como es el caso de las úlceras orales producidas por picos de urea.
  • Alteraciones endocrinas: en casos de diabetes, obteniendo un aliento característico de la enfermedad.

Prevención

En primer lugar, es imprescindible descartar cualquier patología de las citadas anteriormente. En casos en los que existan alteraciones a nivel sistémico que puedan poner en peligro el bienestar del animal, se deberá  establecer un protocolo terapéutico para revertir ese trastorno.

De forma puramente preventiva, y en aquellos casos en los que se haya descartado una enfermedad, se debe instaurar una higiene dental rutinaria:

  • Lavado y cepillado de las piezas dentales, así como valorar la posibilidad de realizar una limpieza dental por parte del profesional veterinario mediante técnicas de ultrasonido.
  • Administración de una dieta de calidad y equilibrada, que incorpore alimentación seca para tener un buen estado de la cavidad oral y del organismo del gato en general.

Conclusión

La presencia de halitosis en los gatos no solo está desencadenada por la estomatitis, sino que otras alteraciones sistémicas también pueden pueden producir este signo clínico. Una buena limpieza y una alimentación adecuada son los mecanismos para prevenir el desarrollo del mal aliento en los felinos.

 

Descarga el informe: Dermatitis atópica canina