Patología urinaria y estrés en gatos

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Patología urinaria y estrés en gatos

Las patologías del tracto urinario son uno de los principales motivos de consulta en las clínicas y hospitales veterinarios, pudiendo afectar a animales de cualquier edad, raza y sexo.1

Medicina y cuidados veterinarios

La enfermedad del tracto urinario inferior felino (FLUTD) describe cualquier trastorno que afecte a la vejiga urinaria o a la uretra de los gatos. Las causas son urolitiasis, defectos anatómicos, infecciones bacterianas del tracto urinario o neoplasias; pero en la mayoría de los gatos, las causas exactas no están claras. Estos gatos se clasifican con un síndrome llamado Cistitis Idiopática Felina (CIF), que es la causa más común de la FLUTD.2

Clinical Report: Línea de investigación Urinary Feline [Estudios sobre la mineralización del agua, y su relación con las FLUTD]

Los gatos diagnosticados con CIF pueden presentar obstrucción uretral, enfermedad no obstructiva con episodios agudos autolimitados, episodios frecuentemente recurrentes o episodios crónicos persistentes. Los signos clínicos más comunes son la estranguria, la periuria, la hematuria, la disuria y la polaquiuria. Sin embargo, estos signos clínicos no son específicos de la CIF y también pueden ocurrir en gatos con otras causas de FLUTD. El análisis de orina de los gatos con CIF puede mostrar una variedad de resultados, pero en la mayoría de los casos, la orina es concentrada y ácida. Algunos gatos también muestran proteinuria y cristaluria. Sin embargo, estos parámetros de la orina son específicos, ya que están presentes en gatos con cualquier tipo de FLUTD.2

En la mayoría de los casos, los signos clínicos de la CIF no obstructiva se resuelven en un plazo de 7 días sin tratamiento. Sin embargo, la recurrencia de los signos clínicos es muy común. Hasta el 65% de los gatos con CIF aguda experimentarán una o más recurrencias en el plazo de un año.2

La urolitiasis es la segunda causa más importante de enfermedad del tracto urinario felino,1 pudiendo representar hasta el 21% de los gatos que presentan signos clínicos.3 Es más común en la vejiga y la uretra; y puede clasificarse en función del tipo de mineral presente en su composición.1 Los dos tipos de cálculos más comunes contienen oxalato de calcio y estruvita.3

La presencia de litiasis en las vías urinarias puede provocar daño irritativo a nivel de mucosas que resulta en signos claros de inflamación, predisponer a infecciones, conducir a una obstrucción uretral y aquellos alojados a nivel renal pueden causar una importante disfunción renal.4

Estrés y enfermedades urinarias felinas

Los gatos domésticos están expuestos a estímulos estresantes, que pueden tener un efecto negativo en su bienestar y desencadenar una serie de cambios en el comportamiento.5

Típicamente, los gatos con CIF tienen signos crónicos o recurrentes del tracto urinario inferior y otros desórdenes comórbidos que son exacerbados por los factores estresantes. En el caso de los gatos, esos factores estresantes incluyen ruidos fuertes o desconocidos, movimientos repentinos, lugares y objetos novedosos y desconocidos, y el acercamiento de extraños (personas, gatos u otros animales) a su espacio personal. Por consiguiente, es importante tener en cuenta estos factores en cualquier evaluación del bienestar de los gatos.6

Aunque no se comprende claramente el mecanismo preciso por el cual el estrés contribuye a la CIF, parece que la capa de glicosaminoglicanos de la pared de la vejiga de la orina es más delgada en los gatos con CIF que en los gatos sanos, y hay una mayor activación del sistema nervioso simpático que causa una alteración de la permeabilidad de la vejiga.5

Beneficios de una dieta especial

La dieta es un aspecto fundamental en el tratamiento de la urolitiasis en perros y gatos, una vez identificados los factores de riesgo individuales. El tratamiento de algunos cálculos (estruvita, ácido úrico, cistina) depende en gran medida de un perfil dietético específico que controle los precursores dietéticos y/o el pH de la orina.1

Las dietas exclusivas para el tratamiento y la prevención de los urolitos de estruvita, son acidificantes y restringidas en magnesio, lo que hace que el pH urinario sea ácido y cause hipomagnesemia.1

En esta línea y para dar respuesta a esta realidad, ADVANCE, experto en nutrición avanzada, dentro de su gama ADVANCE Veterinary Diets, dispone de Urinary Stress.

Urinary Stress proporciona una dieta completa y equilibrada para la alimentación diaria del gato adulto, a largo plazo.

Se trata de un alimento, clínicamente testado, con resultados probados que proporciona múltiples beneficios a los felinos:

-       Ayuda a reducir el estrés, que predispone a la CIF y a la marca con orina y micción en lugares indeseados, gracias a la presencia de Melisa, Triptófano y Péptidos de pescado.

-       Ayuda a reducir la formación de cristales en la orina, ya que está formulado con un nivel moderado de Magnesio, y niveles de sodio y potasio más altos para reducir la sobresaturación relativa de oxalato y estruvita.

-       Ayuda a proteger y recuperar la integridad del epitelio urinario, por la presencia de Glucosamina y Condroitina.

Conclusión

Las enfermedades del tracto urinarios felinas son patologías multifactoriales en las que entre muchos otras la dieta y el estrés puede afectar en gran medida. Es por esto que se hace importante la intervención en este sentido, especialmente en gatos con CIF recurrente. ADVANCE Urinary Stress ofrece una solución dietética a este problema.

 

Referencias:
1. Gomes VDR, Ariza PC, Borges NC, Schulz FJ Jr, Fioravanti MCS. Risk factors associated with feline urolithiasis. Vet Res Commun. 2018;42(1):87-94.
2. Naarden B, Corbee RJ. The effect of a therapeutic urinary stress diet on the short-term recurrence of feline idiopathic cystitis. Vet Med Sci. 2020; (1):32-38 
3. Westropp JL, Ruby AL, Bailiff NL, Kyles AE, Ling GV. Dried solidified blood calculi in the urinary tract of cats. J Vet Intern Med. 2006;20(4):828-34.
4. AVEPA. Las Vías Urinarias, “Tan sencillas como complejas”. 2013.
5. Amat M, Camps T, Manteca X. Stress in owned cats: behavioural changes and welfare implications. J Feline Med Surg. 2016;18(8):577-86.
6. Stella J, Croney C, Buffington T. Effects of stressors on the behavior and physiology of domestic cats. Appl Anim Behav Sci. 2013;143(2-4):157-163.

Descarga el informe del tracto urinario inferior felino