Condromatosis sinovial rodilla. En qué consiste y cómo se maneja | Vets & Clinics

El espacio de referencia de los veterinarios #SOMOSVETS

Quemaduras por calor moderado

En colaboración con el Hospital Clínic Veterinari de la UAB y dentro del marco de Clinical Lectures, Tatiana Lima compartió con los asistentes sus conocimientos sobre quemaduras por calor moderado

Medicina y cuidados veterinarios

Los animales pueden ser susceptibles a quemaduras térmicas cuando se colocan dispositivos de calentamiento contra la piel, pudiendo variar éstas de primer grado hasta quemaduras de cuarto grado. En clínica, cuando los pacientes están anestesiados, las temperaturas corporales descienden y la hipotermia se trata con calor suplementario, evitando así que la temperatura corporal baje demasiado. El uso veterinario de mantas de agua caliente circulante, lámparas de calor radiante o almohadillas eléctricas, suele ser una de las principales causas de las quemaduras térmicas moderadas.

Fisiopatología

La gravedad de una lesión térmica depende de la temperatura de la fuente de calor, el tamaño del área afectada y la duración del contacto. El modelo Jackson describe 3 zonas evidentes en el examen visual, inmediatamente después de una lesión por quemadura: la zona de coagulación, la zona de estasis y la zona de hiperemia.

Clinical report - Dermatitis atópica canina

La zona de coagulación es el área más cercana a la fuente de calor y la que sufre mayor daño y la coagulación sanguínea. La zona de estasis rodea el área de coagulación y en ella se da una disminución del flujo sanguíneo, presentando edema debido al aumento de permeabilidad microvascular y vasodilatación. La zona de hiperemia es el área periférica alrededor de la quemadura y donde aparece aumento del flujo sanguíneo.

Clasificación de quemaduras

Las quemaduras se clasifican de acuerdo a la extensión y severidad de la lesión:

  • Primer grado: superficial. Daña el epitelio dando lugar a eritema, inflamación leve y dolor al tacto
  • Segundo grado: Espesor parcial superficial. Involucran la epidermis y parte de la capa de la dermis. Se produce ampollas, eritema, así como dolor considerable.
  • Tercer grado: Espesor parcial profundo. Destruyen la epidermis y dermis. Pueden dañar el tejido subcutáneo. Color pálido o rojizo. Ampollas, escaras y dolor o hipoestesia.
  • Cuarto grado: Espesor total. También dañan los huesos, músculos y tendones subyacentes. No hay sensación en el área, ya que las terminales nerviosas han sido destruidas. Las glándulas de la piel y los folículos pilosos se pierden.

La gravedad y la terapia requerida están relacionadas con el tipo de quemadura y la cantidad de área afectada.

Enfoque terapéutico

Inmediatamente después de una quemadura térmica, debe aplicarse hidroterapia (12ºC durante 15-30 minutos). El área debe enfriarse con agua o toallas húmedas. Se debe evitar la inmersión del animal, el agua fría o el hielo, ya que pueden causar vasoconstricción y una mayor profundidad de la herida.

Los pacientes con quemaduras que involucran más del 20% de su área de superficie corporal tota, pueden desarrollar trastornos metabólicos graves. Una vez que el animal esté estabilizado, se deben obtener muestras de diagnóstico apropiadas, estas deben incluir un hemograma completo, perfil bioquímico sérico, análisis de orina, tiempo de protrombina., tiempo de tromboplastina parcial activada y radiografía torácica.

El uso de corticosteroides tópicos durante las primeras 48 horas ayuda a disminuir la vasodilatación, el edema, eritema y el dolor. También se aplican durante el tratamiento antibióticos tópicos como: Sulfadiazina de plata, Bacitracina, Polimixina B o Neomicina. Se consigue mayor resistencia de la herida y formación de tejido de granulación, con menos contracción de la herida.

Después de que el paciente ha sido estabilizado, la siguiente gran preocupación es el control de la sepsis. Es conveniente irrigar la zona para eliminar residuos con solución salina o con agua y jabón. La limpieza y desbridamiento de la herida también permite mayor penetración y eficacia del fármaco.

Pronóstico

En animales con quemaduras de primer y segundo grado, se consigue la contracción y reepitelización desde las células epidérmicas germinales que han sobrevivido. El animal puede estar recuperado a los 2-6 días o a las 1-3 semanas, según el caso y con un mínimo o nulas cicatrices.

En los pacientes con quemaduras de tercer y cuarto grado, la recuperación dependerá de la profundidad y puede tardar desde semanas a meses, quedando cicatrices y zonas con alopecia. En los casos que así se requiera, será necesario el manejo quirúrgico para injertos o colgajos de piel.

Generalmente el pronóstico es bueno, aunque tome tiempo sanar. ¡El mejor tratamiento es la prevención!

Para ver el video de la ponencia, haz click aqui

 

Ficha de evaluación: Movilidad articular del perro