Webinar: “Mi joven labrador cojea de la pata delantera”. Cómo abordar clínicamente la displasia de codos

El espacio de referencia de los veterinarios #somosVETS

Webinar: “Mi joven labrador cojea de la pata delantera”. Cómo abordar clínicamente la displasia de codos

El pasado 13 de marzo el Dr. Manuel Jiménez Peláez, Especialista Europeo en Cirugía de Pequeños Animales, presentó el Webinar Vets & Clinics by Advance sobre las displasias de codo, su fisiopatología, diagnóstico, tratamiento y pronóstico. Recordamos los puntos principales que se trataron.

Medicina y cuidados veterinarios

La displasia de codo, una afección común en los perros de entre 4 y 6 meses, demanda un diagnóstico temprano para intervenir a tiempo y mejorar la calidad de vida del animal. Es más común en el Boyero de Berna, con una incidencia del 70 %, aunque también aparece en el Labrador Retriever y el Pastor Alemán, así como en razas medianas como el Basset Hound.

¿Qué es la displasia de codo?

La displasia de codo es una enfermedad congénita y del desarrollo que en el 42 % de los casos se acompaña por patologías concomitantes. Las fuerzas asimétricas dentro de la articulación terminan provocando daños articulares que generan artrosis, acompañándose de dolor e incapacidad, si bien la severidad de los síntomas varía de un paciente a otro.

Accede ya al Webinar para ver vídeos de artroscopias y saneamiento de la  articulación dañada.

Existen diferentes tipos de lesiones:

  • No unión del proceso ancóneo. Separación entre el centro de osificación secundario del proceso ancóneo y el olécranon debido a una incongruencia articular cuyos micromovimientos impiden la osificación.
  • Proceso coronoides fragmentado. Fisura en el proceso coronoides medial del cúbito, con una separación parcial o total
  • Osteocondritis disecante. Formación de un colgajo que se separa del cóndilo del húmero por un retraso en la osificación endocondral.
  • Incongruencia del codo. El hueso subcondral de la curvatura del cúbito no está paralelo a la cabeza del radio ni a la curvatura del cóndilo humeral.

¿Cómo se diagnostica una displasia de codo?

Examen visual y ortopédico completo

En algunos casos un simple examen físico permite apreciar la desviación de las manos hacia afuera, un abultamiento en el codo debido a un exceso de líquido articular y cojera al caminar. Al hacer el examen ortopédico se apreciarán signos de dolor al forzar un poco la flexión del miembro dañado. Es importante realizar un examen metódico de las cuatro articulaciones, ya que entre el 35 y 50 % de los casos presentan una displasia de codo bilateral.

Radiografía

Aunque es necesario realizar radiografías, hay que tener en cuenta que estas no excluyen una displasia de codo. Con las vistas ortogonales podría apreciarse una esclerosis subcondral en la zona del cúbito proximal, si hay fragmentación de coronoides o no unión del proceso ancóneo. También se pueden notar procesos condrodistróficos típicos del Teckel y el Bulldog francés en los que se produce un cierre prematuro de la placa de crecimiento cubital pero el radio sigue empujando contra el húmero y se curva.

Punción articular

Con la punción articular se puede evaluar el aspecto macroscópico del líquido sinovial, que debe ser transparente, filante y de poco volumen. En el análisis microscópico no deben aparecer más de 4 o 6 células mononucleares por campo de 40x. En la ponencia, el Dr. Jiménez compara el aspecto de la celularidad normal para una articulación y en artritis supurativa

Tomografía computarizada simple

En el Webinar se presentan ejemplos de tomografías computarizadas de displasia de codos. Es el examen de elección para tomar decisiones clínicas en la displasia de codo, ya que sirve para evaluar incongruencias, tanto radio-cubitales como húmero-cubitales, evaluar la cronicidad del proceso y la esclerosis existente.

Artroscopia

Con esta técnica diagnóstica se pueden apreciar erosiones, el estado del cartílago, el grado de exposición del hueso, la presencia de sinovitis y la fragmentación. También permite sanear la articulación eliminando el fragmento libre.

Opciones terapéuticas para abordar la displasia de codos

En base al diagnóstico se decidirá la intervención quirúrgica, que se debe complementar con un tratamiento médico multimodal. Estas son las opciones de tratamiento actuales:

  • Antiinflamatorios no esteroideos
  • Antiinflamatorios esteroideos
  • Analgésicos
  • Ácido hialurónico
  • Glicosaminoglicanos polisulfatados
  • Nutracéuticos
  • Rehabilitación y fisioterapia
  • Terapia con ondas de choque
  • Terapia láser
  • Terapia con células madre
  • Terapia regenerativa
  • Coronoidectomía parcial
  • Trasplante de autoinjerto osteocondral
  • Centro osteocondral sintético
  • Osteotomía humeral deslizante
  • Prótesis unicompartimental de codo
  • Prótesis total de codo
  • Reducción de peso y manejo del ejercicio

New call-to-action