Estrés oxidativo y uso de antioxidantes como suplemento alimentario en perros

El estrés oxidativo es la consecuencia de la acumulación de especies reactivas de oxígeno, nitrógeno y diferentes radicales libres. Estas especias tienden a reaccionar entre sí por qué son altamente reactivas y pueden causar daños. Diversos trabajos, en caballos y en perros, han demostrado que el ejercicio físico induce al estrés oxidativo a través de un mayor consumo de oxígeno y un aumento en la producción de estas especies reactivas, causando un daño muscular y del sistema inmunitario. Tanto las enzimas que se encuentran en plasma como en tejido muscular como las vitaminas son responsables de reducir el daño que estos causan. Otros trabajos realizados en perros y conejos han mostrado como una dieta antioxidante podría restaurar el metabolismo celular y neutralizar el exceso de radicales libres.
estudio antioxidantes
Imagen de Vets Affinity

La evaluación del estrés oxidativo podría ser una medida práctica para monitorizar la actividad en los perros, si bien habría que utilizar los metabolitos de oxígeno reactivos resultantes de la interacción con las especies reactivas de oxígeno (dROMS) por su mayor estabilidad y el potencial biológico antioxidante (BAP), medido a través de sustancias exógenas y endógenas con potencial acción antioxidante.


Partiendo de esta hipótesis y de los datos ya presentes se realiza un estudio (1) en el que el objetivo principal es determinar la capacidad de una dieta a largo plazo suplementada con antioxidantes para regular el estrés oxidativo y el estado general de salud de los perros que trabajan y participan en programas de intervención asistida por animales (AAI).

 

Además de las vacunas obligatorias:  ¿Cómo puede contribuïr la nutrición a la inmunidad de los cachorros?  [Descarga gratis la guía]

 

Se escogió una muestra de 11 perros que participaron en estas sesiones con niños con trastornos generalizados del desarrollo, en las mismas condiciones medioambientales. Los perros fueron alimentados con 2 variedades de alimento, uno de ellos complementado con antioxidantes, las cuales tenían similar composición química y de ácidos grasos. La formulación antioxidante utilizada en el estudio se basaba en extracto de semilla de uva, quercetina, arándano, resveratrol y extractos secos de fresa y mora (Vitaberry Plus). Se realizó un estudio aleatorio con un diseño cruzado, evaluando el perfil metabólico, los metabolitos de oxígeno reactivos y el potencial biológico antioxidante.

Al analizar el perfil lipídico encontraron que la concentración de amilasa aumentó significativamente en el grupo control y que la creatinina y los triglicéridos disminuyeron significativamente en el grupo suplementado. Al analizar la concentración de dROMs y BAP disminuyó significativamente en ambos grupos. Al cruzar la muestra y realizar la reevaluación tras este segundo tiempo encontraron que la concentración de amilasa y GPT disminuyó significativamente en ambos grupos. Aunque no se observó una variación significativa de los dROM, se observó una disminución en el grupo control y un aumento en el grupo suplementado al final del período de cruce, probablemente debido a la actividad antioxidante de la dieta. De forma similar a lo observado en la primera evaluación, se observó una disminución en la concentración de BAP en el grupo control.

La reducción significativa de los valores de dROMs y BAP observados en perros alimentados con la dieta suplementada durante el primer período experimental demostró claramente la capacidad de la dieta para reducir el estrés oxidativo mientras que la reducción significativa observada en el grupo alimentado con dieta control confirmó la falta de cualquier efecto antioxidante relacionado con la misma.  Vale la pena señalar que, aunque no se observó un período prolongado de lavado, la tendencia general de BAP y dROM mejoró después de la dieta suplementada aunque ligeramente influenciada por el supuesto de la dieta anterior.

Por otro lado, y como ya se había demostrado en otros estudios, se observaron los efectos beneficiosos de los suplementos antioxidantes en el metabolismo hepático y pancreático a través de la disminución de la amilasa y la GPT.

En conclusión, una nutrición equilibrada puede ser crucial para conseguir un buen estado de salud, debiendo ser apropiada para tipo e intensidad de la actividad así como adaptada a las características del perro, demostrando en este estudio que una dieta específica enriquecida con antioxidantes es capaz de regular el estado antioxidante y el estado general de salud de perros que trabajan en programas de intervención asistida por animales (AAI) y prevenir el daño debido al estrés oxidativo antes y después trabajo.

La fórmula de ADVANCE se completa con un alto nivel de vitaminas, minerales y antioxidantes naturales (polifenoles naturales) que favorecen el mantenimiento de una óptima salud a través de la nutrición. Descúbrelo aquí.

 

(1)   Sechi S, Fiore F, Chiavolelli F, Dimauro C, Nudda A, Cocco R. Oxidative stress and food supplementation with antioxidants in therapy dogs. Can J Vet Res. 2017 Jul;81(3):206-216.

 

 

POST RELACIONADOS:

 

New Call-to-action

New Call-to-action
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías