Fisioterapia veterinaria: Una disciplina emergente

La fisioterapia veterinaria es el campo dentro de la medicina veterinaria que se ocupa de la promoción, mantenimiento y mejora de la salud de los animales a través de técnicas no invasivas aplicadas a nivel musculo esquelético. Es un campo en expansión continua y con cada vez mayor importancia.1
fisioterapia veterinaria
Imagen de Vets Affinity

El inicio de la fisioterapia veterinaria se suele atribuir a Sir Charles Strong, un fisioterapeuta de la casa real británica que en la década de los años 30 del siglo XX se dedicó al tratamiento mediante electro estimulación de las lesiones que padecían los miembros de la casa real tras jugar al polo. Siendo inicialmente un tratamiento para humanos, posteriormente empezó a usarlo en los caballos que usaban para los partidos de polo. La evolución de su aplicación práctica cristalizó en 1967 con la publicación del primer libro que trataba el tema de terapias físicas para caballos de la mano de Charles Strong.


Esta contextualización histórica nos explica por qué la fisioterapia veterinaria es una entidad más desarrollada en los países anglosajones, pues es su lugar de origen, así como su aplicación más extendida en los animales que se usan para la competición. Sin embargo, la fisioterapia veterinaria se ha ido expandiendo incluyendo actualmente más ámbitos.

Actualmente podemos distinguir tres grupos principales de actuación dentro de la fisioterapia veterinaria:

  • Pequeños animales, siendo esencialmente perros y gatos.
  • Grandes animales. El principal exponente del mismo son los caballos.
  • Animales exóticos. En este grupo la fisioterapia veterinaria se centra sobre todo en animales de circo, de zoológico, etc.

Además, dentro de los diferentes grupos se debe de hacer una distinción según si los animales cumplen una función específica, porque diferenciará el tipo de tratamiento fisioterápico que requerirán. Por ejemplo, no es lo mismo un caballo de competición que un caballo que únicamente haga monta recreacional como tampoco sería el mismo planteamiento un perro doméstico o un perro policía o de rescate.

 

Descarga gratis aquí la ficha de evaluación para determinar la movilidad  articular del perro

 

A pesar de que el inicio de la fisioterapia veterinaria tuvo un inicio y evolución muy ligada a los animales de competición, actualmente es una disciplina emergente dentro de la medicina veterinaria con múltiples aplicaciones. Además, su desarrollo científico es cada vez más importante con un número mayor de trabajos y estudios presentados en congresos.

Hay múltiples explicaciones al incremento del uso de la fisioterapia veterinaria y de su mayor evolución en los últimos años. La demanda de los propios propietarios de técnicas menos invasivas y naturales junto con el factor económico son las razones de más peso que han permitido el desarrollo. Sin embargo, con el incremento de su demanda, surgen nuevos conflictos que habrá que ir puliendo y resolviendo progresivamente.

Uno de los grandes problemas que afecta actualmente a la fisioterapia veterinaria es la formación y la capacitación profesional. Esto queda latente si ponemos como ejemplo a dos definiciones dadas por dos sociedades totalmente distintas de lo que és fisioterapia veterinaria. Según la AVMA (American Veterinary Medical Association) la terapia física veterinaria (fisioterapia) es el uso de técnicas no invasivas, excluyendo las técnicas quiroprácticas veterinarias, que se utilizan para la rehabilitación de lesiones en animales no humanos. Según la misma AVMA, el fisioterapeuta veterinario se encuentra siempre bajo supervisión veterinaria.

Por el contrario, la definición dada desde una perspectiva más cercana a las sociedades de fisioterapia describe la fisioterapia veterinaria como la ciencia que aplica la biomecánica, física, anatomía, fisiología y psicología a pacientes que presentan mal función, lesión dolor u otras anormalidades.

Incluso algunos autores añaden que ninguna de las dos definiciones anteriores es completa, puesto que olvida el diagnóstico fisioterápico o la prevención de las lesiones, lo que excluye gran parte de la práctica habitual de la fisioterapia.

Así pues, podemos ver como no hay acuerdo en el campo de actuación exacto, lo que conlleva posteriormente conflictos en la independencia profesional e intrusismo. A nivel docente también se encuentran problemas, dado que no hay unanimidad en el diseño de los planes de estudio, quién está capacitado para expender los títulos, quién puede ejercer finalmente según el valor oficial de esos títulos, etc.

Sin embargo, todos estos conflictos no deben de dejar que los animales se beneficien de los mejores tratamientos disponibles para mejorar su salud. En ese sentido, un abordaje multidisciplinar nos asegurará el mejor cuidado y atención.

Debemos recordar que las patologías degenerativas del aparato músculo esquelético son una causa importante de morbilidad. Por ejemplo, la osteoartritis es la causa de cojera más frecuente en perros, estimando que un 20% de los perros mayores de un año, se encuentran afectados. La fisioterapia, incluida en un programa multidisciplinar, es donde puede aportarnos mayor beneficio. Ese programa multidisciplinar no debe basarse únicamente en técnicas físicas. Hay que recordar que la enfermedad degenerativa articular es una enfermedad global de la articulación, acelerada por el sobrepeso y la edad, lo que nos obligará para su mejora a abordarla mediante medidas multimodales a corto plazo (tratamiento del dolor) y a largo plazo (ejercicio y dieta) encaminadas éstas últimas a retrasar y estabilizar las posibles lesiones.

La dieta constituye un punto esencial. Garantizar el adecuado aporte de elementos como la glucosamina y el condroitin sulfato, los cuales inhiben la degradación del cartílago, al igual que ácidos grasos omega 3 y la vitamina K, ayuda en la prevención de la pérdida de masa ósea y fracturas. Por este motivo es necesario asegurar la ingesta de estos elementos.

En conclusión, la fisioterapia es una disciplina dentro de la medicina veterinaria con cada vez mayor importancia, sin olvidar el abordaje multidisciplinar de estas patologías que presentan una elevada frecuencia así como una elevada morbilidad.

 

  1. Grognet J. Animal Physiotherapy — Assessment, Treatment and Rehabilitation of Animals Can Vet J. 2009 Mar; 50(3): 286

 

Post relacionados:

 

Guía Osteoartritis canina: Herramientas de prevención y tratamiento

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías