GEDAv - Casos clínicos en dermatología - Dr. Ramón Almela

Casos clínicos Dr. Ramón Almela
AVEPA
Imagen de Vets Affinity

Caso clínico 1

El primer caso expuesto, mostraba una hembra cruce de Border collie castrada y con seis años de edad que presentaba una úlcera de quince meses de evolución en la zona anal. La úlcera era pruriginosa y por este motivo había sido estudiada previamente (estudio coprológico y serológico negativo con biopsia que mostraba dermatitis linfoplasmocitaria habiendo iniciando tratamiento inmunosupresor con corticoides y tacrolimus) acudiendo para segunda valoración.


Una úlcera mucocutánea localizada plantea el siguiente diagnóstico diferencial:

  • Lupus cutáneo.
  • Lupus sistémico con afectación cutánea (reacción medicamentosa, autoinmune…).
  • Enfermedades transmitidas por vectores.
  • Reacción adversa al alimento (dado la localización anal de la úlcera).

Se repitió un nuevo estudio serológico y de PCR, se mantuvo el tratamiento inmunosupresor previo y se realizó una revisión de la biopsia junto al inicio de una dieta de eliminación.

La histología mostró un infiltrado inflamatorio liquenoide centrado en la unión dermoepidérmica con degeneración hidrópica del estrato basal, siendo las serologías para vectores negativas, aunque con una PCR en piel positiva para Leishmania spp. Además, mediante la dieta de eliminación se obtuvo una respuesta inicial favorable con recaída durante la dieta de provocación.

 

Clinical report - Dermatitis atópica canina

 

Dado los hallazgos, el diagnóstico fue de un lupus eritematoso mucocutáneo. El Dr. Almela explicó que hay estudios que demuestran positividad de PCR en piel de Leishmania con serología negativa en perros asintomáticos. La mejoría con dieta de eliminación podría demostrar un cierto componente alérgico asociado descrito en la literatura en pacientes con lupus. Se continuó tratamiento con tacrolimus con buena respuesta.  El caso clínico finalizó recordando que la raza más sobrerrepresentada en el lupus es el pastor alemán y mostrando la clasificación actual del lupus eritematoso.

 

 

 

Caso clínico 2

El segundo caso trata de una chihuahua castrada de cinco años de edad que presentaba una historia de seis meses de nódulos cutáneos no pruriginosos ni dolorosos, cuya aparición fue progresiva y de distribución generalizada, con un único pico febril al inicio de los síntomas pero manteniéndose afebril el resto del tiempo. Se realizó una punción aspiración con aguja fina de un nódulo observando un infiltrado piogranulomatoso, planteando el diagnóstico diferencial entre:

  • Etiología infecciosa (micoplasma, leishmania).
  • Etiología inflamatoria (piogranuloma estéril, paniculitis estéril).
  • Etiología neoplásica (linfoma).

 

 

Se  realizó una biopsia que mostró un patrón nodular difuso con granulomas sin evidencia de neoplasia. Posteriormente se intentó demostrar la esterilidad de los granulomas mediante múltiples pruebas, la importancia de las cuáles lo expuso el Dr. Almela con un estudio que demostró que en hasta un 15% de casos en los que se había llegado a un diagnóstico de piogranuloma estéril presentaban mediante técnica de PCR positividad para Serratia marescens o Leishmania spp. Al demostrar la esterilidad de las lesiones el diagnóstico se encontraba dentro de las etiologías inflamatorias:

  • Síndrome del granuloma estéril canino
  • Paniculitis nodular estéril
  • Linfadenitis/dermatitis granulomatosa estéril juvenil
  • Histiocitosis reactiva
  • Sarcoidosis
  • Xantomatosis
  • Reacción a cuerpo extraño

La histología era compatible con síndrome del granuloma estéril canino iniciando un tratamiento inmunomodulador (doxiciclina, niacinamida y pentoxifilina) con buena evolución. El caso clínico sirvió para recordar que el patrón nodular histológico no siempre se presenta clínicamente como nódulos, pudiendo ser pápulas o placas.

 

 

Caso clínico 3

El último caso presenta una alopecia progresiva de cuatro meses de evolución en un chihuahua sin castrar de diez meses de edad. Se inició en zona esternal y ventral en la primavera y era pruriginoso. Por no autorizar biopsia se realizó un tricograma que mostraba pelo en fase telogénica y una citología cutánea que no mostraba hallazgos de infección. Por ello el diagnóstico se encontraba entre las patologías con arresto del ciclo folicular:

  • Efluvio telógeno
  • Alopecia asociada a miniaturización del folículo piloso
  • Endocrinopatías
  • Idiopático

Por la edad y raza ciertas endocrinopatías eran poco frecuentes (hipercorticismo e hipotiroidismo) planteando la posibilidad de hiperestrogenismo. Preguntando a la dueña, refirió que se encontraba bajo tratamiento con estrógenos tópicos en el antebrazo. Se determinó el estradiol en suero mostrando unos niveles muy elevados y para descartar producción endógena se realizó una citología de prepucio que fue negativa y una ecografía testicular sin hallazgos. Se cambió el suplemento hormonal de la dueña con mejoría de la alopecia. En la discusión del caso se recordó que las patologías que cursan con arresto del folículo piloso la biopsia no presenta hallazgos específicos.

 

 

Posts relacionados:

 

Leishmaniosis canina

Contenido relacionado

AVEPA
Casos clínicos Dr. Ramon Almela
AVEPA
Finalizando el simposio de VETSaffinity “Aciertos y errores en...
AVEPA
Se define la dermocosmética como “cosmética con cierta utilidad...
New Call-to-action
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías