Herida almohadilla perro: tratamiento y seguimiento

Las almohadillas son el tejido de la parte final de la pata del perro que está en contacto permanente con el suelo y donde se apoya todo el peso del animal al caminar y correr. Es muy importante que se mantenga la integridad de este tejido porque constituye la única barrera entre los tejidos más sensibles del perro y las agresiones presentes en el suelo. A continuación, presentamos las causas de las heridas más frecuentes en esta zona, así como el tratamiento que debe darse y las posibles complicaciones.
herida almohadilla perro
Imagen de Vets Affinity

Causas de lesión en la almohadilla

Las heridas en las almohadillas en perros son bastante frecuentes, y suelen deberse a tres causas principales:

·       Por traumatismo, cuando el perro se corta la almohadilla al pisar astillas, cristales, puntas de metal y otros elementos punzantes. En estos casos, la herida suele atravesar la membrana, es sangrante y a menudo profunda. Suele requerir puntos de sutura.


·       Por erosión. La almohadilla canina puede erosionarse al caminar largo tiempo sobre terrenos duros que producen mucha fricción. Por ejemplo, sobre roca volcánica o de costa. La almohadilla puede llegar a sangrar, pero rara vez se produce herida profunda, aunque suele aparecer muy sucia.

 

Ficha de evaluación: Movilidad articular del perro

 

·       Por quemadura. Puede producirse por calor (al caminar sobre asfalto caliente, por ejemplo) o por frío (al caminar sobre terreno helado o nieve).

También pueden aparecer grietas que no son muy profundas y que no presentan sangrado. En estos casos hay que evitar que el daño vaya a más evitando que el perro camine por terrenos que puedan castigar más la zona (por ejemplo, asfalto caliente, nieve, hielo, agua helada, gravilla con puntas, deshechos de la construcción y otros materiales que puedan ser corrosivos). También es recomendable aplicar vaselina, sobre todo si el animal va a continuar pisando estos terrenos, por ejemplo, en perros de trineo o de caza.

 

Cuidado de la herida en la almohadilla en perro

La herida en la almohadilla siempre debe limpiarse cuidadosamente con abundante agua y jabón primero y con suero fisiológico después y las sucesivas veces. Es muy importante asegurarse de que no queda ninguna partícula dentro de la herida.

En caso de herida profunda, debe valorarse la posibilidad de poner puntos de sutura para facilitar una cicatrización correcta. En ocasiones puede ser necesario también aplicar crema antibiótica.

En cualquier caso, después es necesario cubrir la herida y proteger la almohadilla para permitir la cicatrización. La curación será lenta, pues el tejido de la almohadilla no es de cicatrización fácil, y además estará expuesto a continuos roces y presión. Además del vendaje, es recomendable poner una bota protectora o un calcetín y asegurar que el animal no se lo arranque, utilizando collar isabelino si es necesario.

Habitualmente se opta por un manejo conservador, incluso en casos en los que la herida es muy grave. Doctores de la facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Tesalónica, Grecia,  presentaron el caso clínico (1) de un perro que había perdido completamente una de sus almohadillas. Optaron por dejar cerrar por segunda intención y aplicar un tratamiento antibiótico oral, lavados regulares, vendaje y restricción del ejercicio. Tras la cicatrización completa, el animal nunca volvió a mostrar signos de cojera.

 

Posibles complicaciones

No obstante lo anterior, la vigilancia continua de estas heridas es importante y debe tenerse siempre en cuenta la opción de desbridar y drenar si se sospecha infección, así como probar tratamientos antibióticos que puedan ser más efectivos.

Si no es tratada correctamente, la herida plantar o de la almohadilla en el perro infectada puede provocar la aparición de celulitis y osteomielitis que se convierta en crónica. Si la osteomielitis evoluciona puede provocar a medio plazo la aparición de fracturas en las falanges y luxaciones (2). En algunos casos puede llegar a ser necesario aplicar una amputación.

 

Las heridas en almohadilla en los perros son lesiones frecuentes y a menudo benignas, que solo requieren un tratamiento conservador. No obstante, también son heridas de difícil curación situadas en zonas muy sensibles para el animal. Por ello es de suma importancia prestarles la atención adecuada para evitar que evolucionen hacia patologías más graves.

 

(1)  N.N. Prassinos, K.I. Sideri, L.G. Papazoglou. Conservative management for complete loss of metatarsal pad in a dog. Vet Comp Orthop Traumatol. 2009;22(4):325-327. 2009 Jun 23.
(2)  Langley-Hobbs SJ, Lascelles BD. Fracturas falángeas y luxaciones metacarpofalángeas como consecuencia de una osteomielitis post-traumática y una celulitis en un perro. J Small Anim Pract 2004;45:368-371

 

Post relacionados:

 

e-learning

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
1 + 18 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento