Leucemia gatos: Hematología y bioquímica sérica en gatos infectados con FeLV

La leucemia en gatos es una enfermedad oncológica grave que afecta principalmente a animales jóvenes, con una elevada asociación al virus de la leucemia felina. Los trastornos analíticos, sobretodo a nivel de la hematología, son altamente prevalentes en esta enfermedad.
leucemia gatos
Imagen de Vets Affinity

Leucemia en gatos: breve repaso

El virus de la leucemia felina da síntomas muy diversos y muy poco diferenciados, con consecuencias que pueden ser mortales en los gatos. (En aqui  encontrarás un resumen sobre las últimas publicaciones de leucemia felina).


La leucemia es una enfermedad oncológica en la que  se produce una proliferación neoplásica de células hematopoyéticas originada en la médula ósea con diseminación en la mayoría de las ocasiones, con un curso que puede ser agudo o crónico.

Según la línea celular en proliferación se distinguen los principales tipos de leucemia, mieloproliferativa y linfoproliferativa. En la especie felina son más frecuentes y suelen presentarse en animales jóvenes, con una asociación a la infección por retrovirus, principalmente la infección por el virus de la leucemia felina (FeLV) pero recientemente se ha demostrado la asociación de leucemias con la infección por virus de la inmunodeficiencia felina (VIF).

La infección se produce mediante contacto con secreciones del animal infectado, con una replicación a nivel orofaríngeo y del tejido linfático local. Posteriormente, la afectación depende del estado de inmunocompetencia del gato. Así pues, si es inmunocompetente puede llegar a eliminar el virus, mientras que en gatos inmunocomprometidos el virus se replica en células de la línea blanca, con una diseminación por todo el organismo. (Aquí puedes encontrar el artículo de investigación realizado por affinity sobre inmunonutrición en cachorros).

 

Manifestaciones clínicas y analíticas                                      

Entre los síntomas destaca la aparición de depresión, anorexia, adelgazamiento, cojera, fiebre, disnea, vómitos, diarrea e infecciones bacterianas recurrentes. Presencia de hepatomegalia, esplenomegalia, linfadenopatía y petequias. En ocasiones puede haber aparición de signos asociados a la disfunción de un órgano que será diferente según dónde se haya producido la infiltración por células neoplásicas.

 

Además de las vacunas obligatorias:  ¿Cómo puede contribuïr la nutrición a la inmunidad de los cachorros?  [Descarga gratis la guía]

 

Las alteraciones de los parámetros hematológicos y bioquímicos son grandes indicadores de esta enfermedad. Así pues y a partir de un estudio1 con una muestra de 3.780 gatos se observó que los gatos infectados con FIV tenían mayor probabilidad de tener neutropenia y menores actividades séricas de AST y GGT y mayor concentración de proteínas séricas y globulinas que los gatos control. Por otra parte, los gatos infectados por el FeLV tenían mayor frecuencia de alteración en parámetros hematológicos que no bioquímicos como son anemia, trombocitopenia, neutropenia, y linfocitosis.

 

Pronóstico

En cuanto al pronóstico de la enfermedad este depende del tipo de leucemia y de su evolución, con un mejor pronóstico en las formas crónicas y tras la quimioterapia, que es el tratamiento de elección para las mismas. Los gatos infectados suponen un riesgo para los demás gatos puesto que  pueden diseminar el virus.

 

  1. .S. Gleich and K. Hartmann. Hematología y bioquímica sérica en gatos infectados con Virus de la Leucemia Felina y Virus de la Inmunodeficiencia Felina. J Vet Intern Med 2009;23:552–558

 

Accede desde aquí a nuestra plataforma interactiva para casos clínicos, vídeos y mucho más.

 

Posts relacionados:

●      Fiebre en gatos: causas infecciosas

●      Leishmaniasis en gatos. Síntomas, diagnóstico y tratamiento

●      Uveítis gato

 

e-learning

New Call-to-action
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías