Líquido sinovial, hueso y cartílago. Visión integral en la salud de la articulación.

Al pensar en el dolor y daño articular nos viene a la mente el cartílago. No obstante la articulación está formada por 2 componentes más: el hueso y el líquido sinovial que suele ser el gran olvidado y tiene mucha importancia en la patología articular. En este post nos centraremos en el líquido sinovial.
liquido sinovial
Imagen de Vets Affinity

 

La palabra sinovial deriva del griego syn (con) y del latín ovum (huevo), lo cual ya puede darnos una primera idea sobre el aspecto del líquido sinovial, parecido a la clara de huevo; sus características viscoelásticas y gelatinosas tienen una función lubrificante del cartílago y del hueso.


El líquido sinovial es sintetizado por la membrana sinovial. La membrana sinovial es una capa que recubre el interior de la cápsula articular menos la superficie del cartílago. Su principal peculiaridad es que no tiene células epiteliales ni tampoco membrana basal. Está formada por una capa de 1 a 3 células distribuidas libremente sobre una matriz de mucopolisacáridos.

 

↓ Descarga la guía en Osteoartritis canina ↓

 

La síntesis del líquido sinovial se produce  al atravesar el plasma la membrana sinovial. El ultrafiltrado resultante tiene muy bajo contenido en proteínas y células. A este líquido se le añade el ácido hialurónico como el que incorpora la dieta Advance Articular Care, sintetizado por los sinoviocitos tipo B de la membrana sinovial.  El ácido hialurónico es el responsable de la gran viscosidad del líquido sinovial y es indispensable para todas las funciones del mismo.

Entre las principales funciones que presenta el líquido sinovial podemos destacar:

  • Se encarga de la nutrición del cartílago articular.
  • Elimina los desechos que aparezcan debido al uso de la articulación.
  • Función protectora: Debido a su viscosidad disminuye la fricción entre los cartílagos, lubricando la articulación y acolchándola durante el movimiento.

El líquido sinovial es muy accesible y su análisis nos puede ayudar a diagnosticar enfermedades locales pero también sistémicas. El análisis del líquido sinovial debería estar más integrado en la práctica clínica habitual.

Las indicaciones para realizar su análisis son:

  • Inflamación de una o más articulaciones
  • Signos radiológicos sugestivos de enfermedad articular degenerativa
  • Posible poliartritis (dificultad en la marcha, cojera intermitente, dolor no localizado), sobretodo asociado a síntomas sistémicos como fiebre, neutrofilia, leucocitosis o anorexia.
  • Fiebres cíclicas de origen desconocido.

Es importante recalcar que la salud de la articulación recae en la salud de todos sus componentes por separado. No es una enfermedad que dependa tan sólo de la degeneración del cartílago. Igual de importantes son el estado del hueso  como el del líquido sinovial.

La dieta Advance Articular Care incorpora ácido hialurónico en sus componentes para mejorar la capacidad protectora del líquido sinovial, reduciendo el dolor articular. Otros de sus componentes interesantes para la salud articular son:

  • Glucosamina y condroitín sulfato, que inhiben la degradación y calcificación del cartílago, con lo que se mejora su capacidad de absorber las fuerzas compresivas.
  • El colágeno hidrolizado contiene los aminoácidos necesarios para sintetizar el colágeno de la matriz cartilaginosa.

 

Post relacionados:

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
1 + 7 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento