Lupus en perros: Diagnóstico y tratamiento

El lupus eritematoso sistémico es una enfermedad multisistémica, de base autoinmune, que afecta a diversos órganos y tejidos, provocando una amplia variedad de signos clínicos. No existe ninguna prueba definitiva que confirme la enfermedad, siendo un diagnóstico principalmente clínico. La base del tratamiento está constituida son los inmunosupresores.
lupus en perros
Imagen de Vets Affinity

¿Que es el Lupus eritematoso sistémico?

El Lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad inmunomediada multisistémica que puede resultar en varios síndromes clínicos, como poliartritis, glomerulonefritis, anemia hemolítica, trombocitopenia y alteraciones cutáneas. La etiopatogénesis completa se desconoce; sin embargo se postula que se produce una disfunción en el sistema inmunológico consecuencia de factores genéticos y ambientales, produciéndose anticuerpos contra diversos tejidos y células del organismo.


Existe una clara predisposición racial Afgano, Beagle, Setter Irlandés, Collie, Bobtail, Caniche y Pastor Alemán afectando principalmente animales adultos (promedio 6 años).

Se forman complejos antígeno-anticuerpo circulantes causantes de lesiones inflamatorias tisulares (glomerulonefritis, artritis, y vasculitis) y también anticuerpos contra células hematopoyéticas (anemia, trombocitopenia leucopenia). Raramente puede provocar pleuritis, miocarditis y afectación del SNC.

 

Informe: Inmunonutrición en cachorros - Cómo potenciar su sistema inmunitario

 

 

Cómo diagnosticar el Lupus eritematoso sistémico

El diagnóstico de LES se basa en la historia clínica, en un meticuloso examen físico y pruebas de laboratorio, principalmente la medición de anticuerpos antinucleares (ANA).

Criterios diagnósticos de LES:

  • Signos mayores: Lesiones cutáneas, poliartritis, anemia hemolítica, glomerulonefritis, polimiositis, leucopenia y trombocitopenia.
  • Signos menores: Fiebre, signos neurológicos, úlceras orales, linfoadenopatía, pericarditis y pleuritis.
  • Serología: ANA positivo, células de Lupus.
  • Diagnóstico: Dos signos mayores con ANA positivo y/o células de Lupus, o un signo mayor, dos signos menores con ANA positivo y/o células de Lupus.
  • Probable diagnóstico: Un signo mayor con ANA positivo y/o células de Lupus, o dos signos mayores con ANA y células de Lupus negativo.

En cuanto a la clínica, los signos están asociados a los diferentes órganos lesionados. Inicialmente son llocomotores con alteraciones en la marcha, cojeras intermitentes y recidivantes consecuencia de polimiositis y/o poliartritis (75%),dolor muscular a la palpación y debilidad.

En el caso concreto de poliartritis asociada a LES, se trata de una artritis inmunomediada no erosiva, siendo el LES una causa rara de poliartropatía supurativa. Es el signo más frecuente. (para ampliar información sobre la anatomía articular haz clic aquí)

También encontramos lesiones cutáneas con dermatitis vesículo-bullosa, con tendencia a la ulceración, alopecia, eritema, pioderma, hiperqueratosis, dermatitis nasal, seborrea de distribución focal o simétrica afectando cara, extremidades, tronco, orejas, uniones mucocutáneas y cavidad oral.

Asimismo, podemos hallar signos inespecíficos como depresión, anorexia, fiebre y linfadenopatía.  Los signos menos frecuentes son disnea, signos cardiovasculares y convulsiones.

En cuanto a las pruebas de laboratorio,se deben hacer exámenes exhaustivos que comprendan hemograma, bioquímica, serologías y análisis de orina.

Por lo que respecta al título de anticuerpos, es razonable limitar el uso de la determinación de ANA a perros que tengan por lo menos 1 de los síntomas mayores compatibles con LES a raíz de los resultados de un estudio publicado1. Además, hay perros positivos a B vinsonii (berkhoffii), E canis, Leishmania infantum que pueden producir ANAs, especialmente si son positivos a más de un patógeno2

 

Tratamiento del Lupus eritematoso sistémico

Administración de [prednisona/olona] a dosis inmunosupresoras. Si no mejoran los signos en 10 días añadir [azatioprina] y cloranbucil en gatos. Una vez los signos remiten deben disminuirse las dosis lo máximo posible. Puede administrarse AAS (10-20 mg/kg c8 h PO perros), (10-40 mg/kg c72 h gatos) como tratamiento sintomático si no hay trombocitopenia.

El pronóstico es reservado, especialmente si hay glomerulonefritis y/o insuficiencia renal en el momento del diagnóstico (si quieres más información sobre la alimentación en la insuficiencia renal haz clic aquí). Las complicaciones principales son las infecciones bacterianas favorecidas por los tratamientos inmunosupresores a largo plazo.

Inmunonutricion en cachorros

 

1.Nicole M Smee, Kenneth R Harkin, Melinda J Wilkerson. Medición del título sérico de Anticuerpos antinucleares en perros con y sin Lupus Eritematoso Sistémico: 120 casos (1997-2005). J Am Vet Med Assoc. April 2007;230(8):1180-3
2.B. E. Smith, M. B. Tompkins, and E. B. Breitschwerdt. Los anticuerpos antinucleares puede detectarse en perros seropositivos a Bartonella vinsonii subsp. berkhoffii, Ehrlichia canis, o Leishmania infantum. J.Vet.Intern.Med. 18 (1):47-51, 2004

 

Post relacionados:

New Call-to-action
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías