Desparasitar a los gatos pequeños es fundamental para prevenir las complicaciones de salud que pueden causar los parásitos internos y externos en un sistema inmunológico aún en formación. El ciclo de desparasitación comienza a partir de la segunda o tercera semana de vida, hasta la semana 16. ¿Cuántos propietarios lo cumplen y cuáles son los parásitos que más les preocupan?
desparasitar gatos pequeños
Imagen de Vets Affinity

En la primera consulta del cachorro, el veterinario abordará diferentes temas, desde la alimentación más adecuada hasta el nivel de actividad física y los cuidados que necesita. También examinará al gatito en busca de cualquier problema de salud preocupante, como anormalidades congénitas o defectos de nacimiento. Así como indicios de parásitos, pues en muchos casos las madres transmiten a la camada tanto parásitos intestinales como pulgas y garrapatas, los cuales no solo son molestos, sino que también pueden causar problemas de salud.

La diabetes en perros es una enfermedad metabólica frecuente. En algunos casos puede aparecer en hembras aparentemente sanas durante el diestro, debido a un incremento del nivel de progesterona y la hormona del crecimiento.
diabetes en perros
Imagen de Vets Affinity

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica que se caracteriza por una deficiencia de insulina, siendo uno de los problemas de salud más frecuentes en los perros: afecta a 1 de cada 500 canes. Es más común en los perros mayores de 5 años, según revela un estudio, pues el riesgo de desarrollar diabetes aumenta a medida que disminuye su nivel de actividad física y se produce un aumento de peso, lo cual propicia un desequilibrio entre los niveles de glucosa e insulina. 

Las relaciones intraespecíficas de los gatos están reguladas de distinta manera que las de los humanos debido a unos compuestos químicos denominados feromonas. Estas sustancias modifican las relaciones entre individuos y son capaces de cambiar el comportamiento del animal, lo cual posibilita al dueño emplearlas como terapia para el estrés en su mascota.
feromonas para gatos
Imagen de Vets Affinity

Las feromonas son sustancias químicas sintetizadas en distintas regiones del cuerpo del animal, tales como las fosas nasales, las glándulas anales o las almohadillas plantares, que sirven como medio de comunicación entre animales de la misma especie, en este caso entre gatos.

Las almohadillas juegan un papel fundamental en la protección y estabilidad de las extremidades de los perros. Es por ello que requieren de una ayuda complementaria para evitar alteraciones y trastornos que pongan en peligro la integridad de las mismas y, por tanto, la salud general del animal.
endurecedor de almohadillas para perros
Imagen de Vets Affinity

Las almohadillas son zonas fuertemente modificadas del tegumento común de la mano y del pie de los animales que, de manera continua, amortiguan elásticamente las fuerzas producidas por el animal, protegiendo los huesos de la mano y del pie de las cargas por presión1.

Páginas

Suscribirse a Vets & Clinics RSS
Microbiota
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías