Nutricionista canino: Cuando la comida puede ser su “medicina”

La importancia de la nutrición en relación a la salud es un aspecto sobre el que tanto los profesionales veterinarios como los responsables del cuidado de perros cada vez más consciente. Muchos problemas de salud se encuentran asociados con una nutrición inadecuada1. Los factores nutricionales son una piedra angular para maximizar la salud de los animales, su longevidad y su capacidad de prevención de enfermedades.
nutricionista canino
Imagen de Vets Affinity

El nutricionista canino es aquel especialista que conoce los efectos de la nutrición en la salud de los animales y que es capaz de evaluar el estado nutricional del animal, traza un plan de nutrición posterior para mejorar el estado de salud del mismo. 


El consejo que un nutricionista canino pueda dar al propietario del animal es de suma importancia. Un estudio realizado en Estados Unidos demostró que los veterinarios que ofrecían consejo nutricional mejoraban en su práctica clínica. También se observó que un 54% de los propietarios preguntaban acerca de esas recomendaciones, lo que lo convierte en un motivo de consulta frecuente.

 

Solicita aquí el póster de valoración corporal del perro.  ¡Te lo enviamos gratis a tu clínica!

 

El Colegio Americano de Nutrición Americana recomienda que para la solución e implementación de problemas en el marco nutricional se debe seguir la siguiente estructura: evaluación del paciente, evaluación posterior de los alimentos y finalmente del plan nutricional a seguir. Se implementará el mismo y se volverán a evaluar los tres indicadores para observar la progresión.

 

Evaluación del paciente

La evaluación del paciente es básica de cara a seleccionar un correcto plan. La evaluación por parte del nutricionista se basa en una revisión de la historia clínica del animal, la exploración física del mismo (con la valoración corporal del animal) y pruebas complementarias (análisis de laboratorio) que se requieran.

 

Evaluación alimentaria

Conocer los nutrientes que contienen los alimentos es muy importante, así como los ingredientes que aportan estos nutrientes y cuáles son los requerimientos que tienen los animales. Los estudios realizados en base a perros y gatos sanos han permitido establecer unos niveles recomendados para todos ellos, permitiendo a la industria alimentaria realizar productos nutricionales que cumplen con los requisitos nutricionales para los mismos, sin requerir que el veterinario analice cada nutriente por separado. Sin embargo, a lo que sí que tiene prestar atención el nutricionista canino es a las diferentes necesidades de los mismos según diversos factores:  la edad (es diferente un cachorro de un adulto), comorbilidades…por lo que las necesidades nutricionales serán diferentes para cada etapa y situación.

Al respecto, se disponen de productos que pueden ayudar en diferentes situaciones. Por ejemplo, se disponen de productos para la recuperación funcional en el caso de la artrosis, como adyuvante en la enfermedad renal crónica, para el manejo de la dermatitis atópica, de las patologías gastrointestinales…e incluso, dado que otros productos que no sean nutrientes pueden ser beneficiosos para la salud del animal, se reconoce una importancia cada vez mayor de los suplementos y otros ingrediente que se añaden a las dietas.

 

Plan nutricional

Una vez determinadas las necesidades nutricionales del animal a través de la evaluación previa y conociendo los elementos de los que disponemos para su uso, se traza un plan en relación a las necesidades del animal. El plan puede consistir desde la sustitución de la dieta del animal por una nueva totalmente hasta la introducción de un único suplemento. La mayoría de animales toleran sin problemas el cambio total de dieta de un día para otro, aunque se recomienda realizarlo en un periodo de tres días de forma progresiva.

Otro aspecto a determinar en el plan es la vía de administración de la nueva nutrición. En caso de animales críticos o huérfanos la vía oral puede no estar disponible, requiriendo de vía enteral o incluso parenteral.

 

Re Evaluación

Finalmente, y lo más importante, una vez implementado el plan debemos de trazar una estrategia de re-Evaluación del mismo a lo largo del tiempo. En pacientes críticos quizá la revaloración es en unas horas, en los que están enrolados en programas de pérdida de peso serán semanales o quincenales, mientras que en la mayoría de casos puede ser una valoración anual.

 

  1. Cline J. Introduction: Nutrition, Geriatrics, and Behavior. Topics in Companion Animal Medicine. 2011;26(1):1.

 

POST RELACIONADOS:

  1. Nutrición para la insuficiencia renal en perros
  2. Gastroenteritis perros: papel de la nutrición con proteínas plasmáticas
  3. Alimentación| Pienso para cachorros: cómo los nucleótidos ayudan a reforzar el sistema inmunitario

 

Inmunonutricion en cachorros

 

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías