Paciente politraumatizado, discusión acerca de la rodilla

La rodilla es la articulación más frecuentemente dañada en traumatología veterinaria. A continuación daremos un breve explicación desde los diferentes enfoques para mejorar la salud articular.
paciente politraumatizado
Imagen de Vets Affinity

Articulación y nutrición

A los problemas articulares hay que darles un enfoque integral, tratando toda la articulación de forma general, es decir, cartílago, cápsula sinovial y hueso. Para impedir la calcificación del cartílago se suplementa la dieta con vitamina K2. En relación a ello hay un estudio clínico en el que se describió como la vitamina K interferia en los problemas articulares, viéndose que en los animales con vitamina K2 más elevada en sangre se retrasaba la calcificación del cartílago (estudios articular care). También se incorporan en las dietas los condroprotectores (condroitín, glucosamina…)


Actualmente hay 3 productos disponibles en affinity bajo la marca de dietas de ADVANCE:

  • Articular care: para animales hasta los 7 años.
  • Articular care +7 years: para animales senior
  • Articular care reduced calorie: para conseguir además adelgazamiento del perro, con lo que también mejoran sus problemas articulares.

Con todo ello se mejora la calidad de vida del animal, retrasando la evolución de la enfermedad. Finalmente el tratamiento de la degeneración articular con calcificaciones o artrosis será quirúrgico. (Si quieres más información sobre los productos para perros y su eficacia sobre la salud articular accede a este post)

 

Póster: Valoración corporal del perro y el gato.  ¡Te lo enviamos gratis a tu clínica!

 

Paciente politraumatizado: enfoques de la rodilla

La rodilla canina es una de las patologías más frecuentes, siendo la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) lo más prevalente. Esto se debe a la particularidad de las razas actuales, pues el ángulo que forma la rodilla entre eje tibia y eje de fémur es de 170º, pisando con la pierna recta y sobrecargando el LCA. Una de las situaciones más comunes es la rotura del LCA contralateral a los 6 meses. Entre las opciones de tratamiento la más frecuentes son la TPLO y la TTA.

A continuación describiremos 3 problemas concretos:

1.   LCA roto en mesetas tibiales muy inclinadas: es un problema de difícil solución. Se producen por lesiones en la placa de crecimiento durante este período. Hay dos tipos de planteamiento terapéutico:

  • Estabilización estática:mediante técnica extracapsular (en perros pequeños), realizando una o dos perforaciones en la parte proximal de la tibia y anclando un tensor al sesamoideo del gastrocnemio. La segunda técnica es el fastak, actualmente en desuso por problemas de infección.
  • Estabilización dinámica: técnicas de perro grande,entre ellas la TTA y la TPLO, que es la de elección. En tercer lugar la TWO, la cual está indicada en situaciones en las que hay mucha inclinación, siendo beneficiosa frente a la TTA o la TPLO.

2. Luxación de rótula grado IV: típica de raza bulldog. Se realiza una corrección angular del fémur mediante osteotomías angulares, además de corregir la luxación, mejor método que corregir con traslación de tuberosidad tibial.

3. Rotura del LCA+luxación de rótula: lo más práctico actualmente es la realización de una TTA + un desplazamiento lateral de la tuberosidad tibial.

(Para más información acerca de estas diferentes técnicas quirúrgicas puedes acceder a este post)

 

Rotura del ligamento cruzado anterior

  • Protocolo prequirúrgico: hemograma, bioquímica, proteinograma y test Elisa para Leishmania. Además se realizará historia clínica, exploración física (ortopédica y neurológica intentando no sedar al animal).En cuanto a pruebas de imagen se propone realizar una radiografía de rodilla lateral, antero-posterior, cadera y columna.
  • Tumores: ante casos sospechosos está indicado la realización de una biopsia articular.
  • Complicaciones asociadas a la cirugía
  • Infecciones (osteomielitis): para evitarla, en primer lugar, hay que conseguir una buena estabilidad del foco de fractura con fijadores externos u otra técnica quirúrgica, en segundo lugar uso de antibióticos mediante cultivo-antibiograma. Los más usados son la familia carbapenems (imipenem) + inhibidor DHP-I (cilastatina). Inicialmente intravenoso y siempre controlando la función renal. En tercer lugar reducir el tiempo de anestesia y cirugía.

 

Para ver las ponencias completas puedes acceder a la plataforma interactiva e-learning desde aquí.

 

 Post relacionados

 

Descarga los requerimientos nutricionales para gatos esterelizados

 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
2 + 1 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento