Pancreatitis felina. Comparación sensibilidad de técnicas diagnósticas

La pancreatitis es la inflamación del páncreas localizado en la parte izquierda dorso-craneal del abdomen. Cumple con varias funciones en el organismo: exocrina y endocrina. La función exocrina es esencial en el proceso digestivo y la endocrina es la encargada de la producción de hormonas.
pancreatitis felina
Imagen de Vets and Clinics by Advance

La pancreatitis felina es una enfermedad relativamente común e importante desde el punto de vista clínico. Está clasificada como crónica o aguda, en función de si existen cambios histopatológicos permanentes. La forma crónica se caracteriza por fibrosis y atrofia y, en algunos casos, suele estar asociada a una inflamación linfocítica. La pancreatitis aguda puede ser necrotizante o supurativa, dependiendo si el rasgo predominante es la necrosis o la infiltración neutrofílica.


Los signos clínicos más habituales son la anorexia y la letargia. También puede aparecer vómitos, pérdida de peso, diarrea y dolor abdominal.  En la exploración física suele hallarse hipotermia, deshidratación e ictericia.

 

Descarga gratis el tratamiento dietético de la diarrea y/o vómitos en felinos  

 

Las anormalidades bioquímicas como hipoalbuminemia, hiperbilirrubinemia, hipercolesterolemia e hipoglucemia son frecuentes; pero no concluyentes. Ha aumentado el diagnóstico de la pancreatitis en gatos gracias al avance y desarrollo de pruebas serológicas y por imagen, como la ecografía abdominal y la tomografía computarizada.

 

Comparación de la sensibilidad de diferentes pruebas de diagnóstico para Pancreatitis en gatos

Entre septiembre de 1997 y enero de 1999 se evaluaron 21 gatos con pancreatitis en el Small Animal Clinic de la School of Veterinary Medicine de Hannover, Alemania. Durante el período de 17 meses que duró el estudio, los gatos presentaron síntomas compatibles con la pancreatitis como: apatía, vómitos, anorexia y dolor abdominal. Todos los animales tenían evidencia de inflamación en el páncreas en la laparotomía exploratoria.

Hallazgos de patología clínica

El 62% por ciento de los gatos con pancreatitis tenían recuentos anormalmente altos de glóbulos blancos. Un gato tenía leucopenia, dos gatos anemia y otros dos hiperglucemia. El 38% hiperbilirrubinemia y el 33% azotemia.

Laparotomía exploratoria e histopatología

La pancreatitis fue diagnosticada macroscópicamente en los 21 gatos. El resultado del examen histopatológico de biopsia realizado a 10 gatos permitió clasificar a los felinos con pancreatitis crónica o aguda. Cinco de los felinos tenían inflamación neutrofílica con lesiones necrotizantes. Un gato presentó pancreatitis aguda purulenta con numerosos neutrófilos; pero sin necrosis. Tres gatos con pancreatitis crónica tenían diversos grados de fibrosis e infiltración celular linfocítica multifocal. Un gato tuvo un adenocarcinoma pancreático con inflamación aguda secundaria.

 

Descarga gratis el informe:  tratamiento dietético de la diarrea y/o vómitos en perros

 

De los 21 gatos, se diagnosticaron trastornos adicionales en 14 de ellos: inflamación gastrointestinal, diabetes mellitus, cuerpos extraños intestinales o linfoma intestinal.

Accede a la plataforma e-learning exclusiva para veterinarios de Affinity Vets y amplia tu formación en las áreas terapéuticas de tu interés.

Radiografía abdominal y ecografía

La radiografía abdominal carece de sensibilidad y debe realizarse junto con otras pruebas más específicas. Los hallazgos radiográficos obtenidos en el estudio fueron la disminución del contraste en el abdomen craneal (seis gatos), dilatación del intestino delgado (cinco) y presencia de masa abdominal en posición craneal (dos).

Con la ecografía abdominal únicamente también es difícil diagnosticar la enfermedad, aunque es más útil y tiene mayor sensibilidad que la radiografía. Los datos más significativos extraídos de la ecografía fueron cambios en la ecogenicidad: hipoecogenicidad del páncreas e hiperecogenicidad de la grasa peripancreática.  En algunos casos también se observó la presencia de fibrosis, aumento del tamaño del páncreas, derrame abdominal, calcificación y lesiones cavitarias.

Tomografía computarizada

En 10 de los gatos se efectuó un examen tomográfico computarizado con contraste del abdomen. Con esta técnica se comprobó sólo en dos felinos evidencias de necrosis pancreáticas.

Marcadores séricos. Tripsina inmunorreactividad felina(fTLI)

Consiste en un inmunoanálisis que mide el tripsinógeno y la tripsina en el suero. En el estudio de los 21 gatos el resultado fue de 127,5 /- 109,5 µg/L (media /- SD intervalo 24-500 µg/L). En 14 gatos que sufrían otras complicaciones fue de 153,9 /- 124,3 µg/L (media /- SD intervalo 29-500 µg/L). La fTLI en suero tuvo una sensibilidad del 86% con valor de 49 µg/L como límite alto del intervalo de control, y de 33% con el valor de 100 µg/L.

Podemos concluir que la fTLI parece ser la prueba más útil para el diagnóstico de la pancreatitis felina, siendo conveniente la combinación de los otros métodos aquí nombrados para conseguir un diagnóstico definitivo y para poder distinguir la pancreatitis crónica de la aguda.

 

 

Referencias
Department of Small Animal Medicine, S. o. (2001). Comparison of the sensitivity of different diagnostic tests for pancreatitis in cats. J Vet Intern Med.

 

Post relacionados:

 

formación veterinaria

 

Ficha de evaluación: Movilidad articular del perro
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías