Radiografía perro o ecografía. Valoración de enfermedad del oído medio

El oído medio está alojado en el hueso temporal y, en esencia, es el pequeño espacio lleno de aire que se conoce como cavidad timpánica. Esta se puede dividir en las partes dorsal, media y ventral. La parte dorsal (receso epitimpánico) contiene la cadena de huesecillos auditivos y los dos músculos asociados con ellos. La parte media se abre rostralmente en la nasofaringe por medio de la trompa auditiva. La parte ventral es una prolongación bulbosa agrandada del hueso temporal que se conoce como bulla timpánica.
radiografia perro
Imagen de Vets Affinity

La otitis media séptica es la enfermedad más común de la bulla timpánica en perros.

Las bacterias llegan al oído medio a través de 3 rutas posibles:

●      La más común por el meato acústico externo vía la membrana timpánica (perforada o intacta ya que hay bacterias que pueden pasar a través de ella) y también por invasión bacteriana del cartílago que tapiza la protuberancia ósea del meato acústico externo y que rodea la membrana timpánica. Otras condiciones que permiten el acceso de bacterias al oído medio son: cuerpos extraños, traumatismos, mordeduras del meato acústico externo o de la bulla, etc.


●      Desde nasofaringe vía trompa de Eustaquio o tubo auditivo (la más frecuente en gatos).

●      Vía hematógena (rara en ambas especies).

 

Ficha de evaluación: Movilidad articular del perro

 

Cuadro clínico

Los síntomas clínicos de una otitis media inflamatoria o séptica incluye otorrea, otalgia, sacudidas de la cabeza, dolor al abrir la boca, etc. Son síntomas similares a los encontrados en una otitis externa, y si no se acompañan de algún síntoma neurológico, pueden ser difíciles de diferenciar de una otitis externa severa. Lo más común es que no se acompañe de síntomas neurológicos, pero entre estos podemos encontrar parálisis del nervio facial, síndrome de Horner y síndrome vestibular con pérdida de la audición si también se afecta el oído interno.

 

Métodos diagnósticos

El examen radiológico de la ampolla timpánica es de extremo valor en el establecimiento del diagnóstico de la otitis media. Las radiografía en el perro  a menudo revelan una ampolla ósea llena de líquido o una esclerosis ósea alrededor de la ampolla. Las proyecciones más útiles en la evaluación del oído medio son la dorsal-ventral, la frontal, la lateral y las oblicuas derecha e izquierda. La tomografía computerizada puede descubrir lesiones que no son obvias en las radiografías simples.

Con el objetivo de comparar las diferentes modalidades de diagnóstico por imagen (radiografía simple, ecografía y tomografía computarizada) para valorar las enfermedades del oído medio en el perro, se llevó a cabo en el año 2007 un estudio1 en 31 perros. Estos animales estaban afectos de una bulla timpánica, la cual se exploró mediante radiografías en diferentes proyecciones (dorsoventral, oblicua lateral derecha e izquierda y rostrocaudal) y se compararon con las imágenes ecográficas y de tomografía. Encontraron, por una parte, que los resultados radiográficos fueron superiores que a los ecográficos para evaluar el oído medio y por otra, que la valoración mediante tomografía computerizada es mejor marcador pronóstico que la combinación de los hallazgos radiográficos y ecográficos. Por tanto, concluyeron que la combinación de radiografía y ecografía puede ofrecer una exploración más precisa en combinación que si se utilizan individualmente; que la ecografía puede tener un papel en la evolución de la enfermedad del oído medio del perro y que los resultados son dependientes del operador y no son reproducibles con técnicas de registro actuales.

Para obtener más información sobre el uso de estas diferentes técnicas aplicadas a otras enfermedades puedes hacer click aquí y aquí.

Para acceder a más información de forma interactiva accede a la plataforma online desde aquí

 

1.Valoración de las enfermedades del oído medio en el perro: una comparación de las modalidades del diagnóstico por imagen. Doust, R., King, A., Hammond, G., Cave, T., Weinrauch, S., Mellor, D., Sullivan, M. J. Small Anim Pract. 48, 188-192, 2007.

 

Post relacionados:

 

Guía Gastrointestinal parte 2

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es necesaria para saber que no eres un robot y tu comentario no es spam
7 + 9 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.
Descubre nuestras guías
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento