Rinotraqueitis infecciosa felina. 3 años de inmunidad postvacunación

La rinotraqueitis es una enfermedad infecciosa de causa viral que afecta a las vías aéreas altas de los felinos. Es una enfermedad cuyo curso suele ser agudo y en gatos correctamente nutridos y con correcto estado de salud de buen pronóstico. Dado que puede estar causada por más de un virus, el papel de la vacunación todavía se encuentra por definir, por lo que analizamos un estudio que intenta averiguar su eficacia en esta enfermedad.
rinotraqueitis infecciosa felina
Imagen de Vets Affinity

La rinotraqueitis se adquiere a través del contacto directo entre los gatos por gotas aéreas y que es causada por herpesvirus y/o el calicivirus felino. La sintomatología tiene un curso agudo en la mayoría de gatos y no se vuelve a repetir.


Sin embargo, dado que los herpesvirus se encuentran una vez superada la enfermedad aguda de forma latente en el organismo, en algunos gatos adquiere un curso crónico con reactivaciones en situaciones de estrés como pueden ser las cirugías, cuando padecen alguna otra enfermedad o en situación de desnutrición, por lo que la alimentación adecuada es importante para la correcta salud.

La clínica de la enfermedad se caracteriza por conjuntivitis, hipersalivación y tos. Hay que conocer que no existe un tratamiento específico de la enfermedad, por lo que se realiza únicamente un manejo sintomático. Es por ello que la vacunación adquiere un papel relevante en la enfermedad1. Por ello, a continuación analizamos su efectividad en un estudio realizado en Estados Unidos en el año 2006.

 

Además de las vacunas obligatorias:  ¿Cómo puede contribuïr la nutrición a la inmunidad de los cachorros?  [Descarga gratis la guía]

 

Se incluyeron en el estudio 42 gatos en los que se demostró que eran seronegativos para calicivirus y para los herpesvirus que causa la rinotraqueitis felina y se les realizó el siguiente esquema de vacunación:

  • Se realizó una vacunación inicial a todos los gatos, que tenían todos 8 semanas de edad.
  • Se realizó a las 12 semanas de edad un booster de la misma.
  • Posterior al segundo booster, se mantuvo a los gatos en aislamiento estricto durante tres años.

Al llegar a los tres años de seguimiento, se realizaba una prueba de contacto con los virus por separado (calicivirus y herpesvirus) y se analizaron los resultados clínicos de los gatos que se habían mantenido en aislamiento durante 3 años y se habían vacunado con el resultado del contacto de otros gatos que no habían sido vacunados y que conformaban el grupo control.

Los resultados del estudio mostraron de forma estadísticamente significativa que el grupo de gatos que habían sido vacunados presentaban menos signos clínicos asociados a la rinotraqueitis felina. No solo eso, sino que el grupo de gatos que habían sido vacunados presentaron menor tasa de úlceras orales asociadas a la rinotraqueitis felina y además ningún gato vacunado presentó enfermedad grave si adquirieron la enfermedad.

Así pues, la vacunación se ha mostrado como una medida efectiva de cara a la protección enfrente a la rinotraqueitis felina, sobretodo protegiendo de la enfermedad grave y de la sintomatología más molesta (ulceraciones orales). Es por eso que en gatos de 8 semanas de edad o mayores podemos afirmar que la vacunación les protegió por un mínimo de 3 años por lo que se recomienda su uso. Conoce más sobre la vacunación del gato y de patología felina en nuestra plataforma online de aprendizaje

 

1-Jas D, Aeberlé C, Lacombe V, Guiot A, Poulet H. Onset of immunity in kittens after vaccination with a non-adjuvanted vaccine against feline panleucopenia, feline calicivirus and feline herpesvirus. The Veterinary Journal. 2009;182(1):86-93.

 

POST RELACIONADOS:

 

Affinity - Vets & Clinics - poster de valoración corporal para gatos

 

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías