Tenia en Gatos

Las tenias, también conocidas como cestodos, son parásitos intestinales que pueden afectar al gato y otros mamíferos. Su apariencia es de gusano plano y segmentado, de color blanquecino y se nutren de los alimentos que toma su hospedador o huésped.
tenia en gatos
Imagen de Vets Affinity

Partes de la tenia

  • Escólex: (la cabeza) es el órgano de fijación. Presenta ganchos o ventosas (según la especie) que le permiten adherirse a las paredes intestinales.
  • Cuello: porción germinal en la que se desarrolla la estróbila o cadena de proglótides (cada uno de los segmentos que la forman)
  • Estróbilo: cuerpo del parásito – conjunto de proglótides.

     

Las proglótides más cercanas al cuello son inmaduras y conforme se alejan presentan una maduración progresiva. Cada segmento del gusano tiene ambos aparatos reproductores, con órganos femeninos y masculinos, por lo que son hermafroditas.  No tienen aparato digestivo y se alimentan absorbiendo los nutrientes de su huésped.

 

Tipos de tenias

Hay varios tipos, pero las más frecuentes son:

  • Taenia Solium: proviene de la carne de cerdo. Es la responsable de infecciones conocidas como teniasis (al comer carne cruda con larvas enquistadas) y cistercosis (cuando lo que se ingiere son los huevos).
  • Taenia Saginata: propia de la carne de vacuno. La transmisión se da al consumir carne contaminada cruda o poco cocida. Reside en el intestino delgado del huésped.
  • Diphyllobothrium latum (tenia del pescado): suele encontrarse mayormente en pescados poco cocinados en forma de pequeñas larvas.

 

Descarga gratis la Guía Gastrointestinal Parte 2 [Incluye la revisión sobre las patologías relacionadas con la dieta]

 

Tenias más comunes en el gato:

  • Taenia taeniaeformis: el hospedador intermedio es el roedor. El gato al cazarlos se contagia del parásito que transporta.
  • Dipylidium caninum: se transmite a través de las pulgas al ingerirlas durante su acicalamiento.

 

Ciclo de vida y transmisión de la tenia

La tenia necesita dos huéspedes para completar su ciclo de vida. Hay un primer huésped intermedio (por ejemplo: pulga o roedor), donde se da la fase larval, y un anfitrión final (el gato), donde la larva se convierte en una tenia adulta.

Cuando el parásito alcanza la madurez, a las 2-3 semanas, las proglótides finales (con grandes cantidades de huevos), rompen el extremo de la tenia y abandonan el cuerpo del gato por las heces o arrastrándose a través del ano. Una vez en el exterior, los segmentos se desintegran y liberan los huevos en el medio ambiente, que son ingeridos por las pulgas o roedores. Veamos el proceso del primer caso:

La larva de pulga come los huevos y una vez dentro de ella eclosionan, atraviesan la pared intestinal y se desarrollan en cisticercoides. La pulga ya adulta contamina el pelaje del gato y éste durante su aseo la ingiere accidentalmente. Una vez en el estómago del felino, la pulga se descompone y libera el cisticercoide, el cual se engancha en el revestimiento del intestino delgado del animal.  Y se repite de nuevo el ciclo.

Descarga gratis la guía de fisiología gastrointestinal del perro y el gato. Parte 2, donde podrás encontrar una revisión sobre las patologías relacionadas con la dieta.

 

Signos clínicos de la tenia en gato

Por lo general cursan sin síntomas o sólo se presenta picor e irritación anal, por lo que el gato tenderá a arrastrar los cuartos traseros y a lamer o morder la zona, en la que a veces puede verse fragmentos de la tenia, al igual que en las heces. En algunos casos el animal puede tener cuadros depresivos, irritabilidad y pelaje sin brillo

Si la cantidad de gusanos es elevada puede ocasionar problemas muy importantes, como la obstrucción e inflamación intestinal y desórdenes metabólicos. En estos casos puede producirse vómitos, diarreas, dolor abdominal, estreñimiento, falta de apetito o malnutrición.

 

Diagnóstico de la tenia en gatos

Debe realizarse un examen físico completo del gato. Puede encontrarse segmentos en el saco ano o en las heces. Se puede usar una muestra fecal para confirmar el diagnóstico.

 

Tratamiento

Se considerará una medicación antiparasitaria eficaz y adecuada contra los gusanos planos, normalmente por vía oral en forma de comprimido. Si aparecen síntomas asociados (vómitos, diarrea, …) será necesario el tratamiento de los mismos.

Accede a la plataforma e-learning exclusiva para veterinarios de Affinity Vets y amplia tu formación en las áreas terapéuticas de tu interés.

 

Post relacionados:

 

fisiopatología gastrointestinal: estructura y funcionamiento

 

New Call-to-action
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías