Nutrición y enfermedades

Existen diferentes tratamientos para la diarrea en perros, una de las enfermedades gastrointestinales más comunes. La tilosina es un medicamento bien tolerado que se usa para tratar las diarreas recurrentes sin una causa subyacente, cuya eficacia aumenta cuando se combina con una dieta sólida adecuada.
diarrea en perros tratamiento
Imagen de Vets Affinity

La diarrea en perros es uno de los motivos de consulta veterinaria más comunes y una de las enfermedades gastrointestinales más frecuentes. En algunos casos se debe a un sobrecrecimiento bacteriano en la parte anterior del intestino. Aunque estas bacterias no son patógenas, pueden desencadenar o agravar una inflamación intestinal.

El síndrome de realimentación puede definirse como los cambios potencialmente fatales en líquidos y electrolitos que pueden ocurrir en pacientes desnutridos, con bajo peso o en ayuno prolongado, que reciben realimentación artificial, ya sea por vía oral, enteral o parenteral. Estos cambios son el resultado de variaciones hormonales y metabólicas y pueden ocasionar complicaciones clínicas graves: neurológicas, hematológicas, cardiológicas, neuromusculares y pulmonares.
síndrome de realimentacion
Imagen de Vets Affinity

La característica bioquímica distintiva de este síndrome es la hipofosfatemia. Cuando un animal está desnutrido, experimenta una disminución de los niveles séricos de glucosa. Se inicia entonces el proceso de gluconeogénesis, usando triglicéridos y proteínas para crear glucosa. Se reducen las reservas corporales totales de fosfato, potasio (hipocalemia) y magnesio (hipomagnesemia).

El término "gastritis" se refiere a la inflamación de la mucosa gástrica. Se trata de una patología muy común en perros que puede presentarse de forma aguda o crónica e ir relacionada con otras patologías.
gastritis en perros
Imagen de Vets Affinity

Los signos clínicos de la gastritis suelen iniciarse con la presencia de vómitos agudos (alimentarios o biliares) e hiporexia. También puede presentarse deshidratación, letargia, depresión, polidipsia, sangre en el vómito o en las heces y dolor abdominal. A nivel analítico la incapacidad de ingerir alimentos y líquidos se refleja en forma de desequilibrios electrolíticos, alteración del equilibrio ácido-base, hipoglucemia y/o hipoproteinemia.

El sarro es una sustancia amarillenta que se adhiere a la superficie de los dientes resultado de la presencia de restos de comida mezclada con saliva y las bacterias de la cavidad bucal. Si no se realiza una adecuada higiene dental éste se acumula y es un factor de riesgo para desarrollar infecciones con afectación sistémica.
pus en la encia
Imagen de Vets Affinity

La halitosis es el primer signo que se suele detectar ante una infección odontogénica. Otros comportamientos que se pueden observar en el perro son el rechazo a comer seco u otros alimentos de consistencia dura, dificultades en la masticación, evitar el contacto en la zona de la boca o la cara, cambios en el hábito de juego con sus juguetes,... en estados avanzados de la infección se puede observar inflamación facial y/o alrededor de los ojos, caída dental, babeo excesivo y anorexia.

Páginas

Suscribirse a RSS - Nutrición y enfermedades
New Call-to-action
Recibe las últimas novedades y consejos en veterinaria
Descubre nuestras guías