El yorkshire terrier

El yorkshire terrier

El yorkshire terrier es un perro encantador, elegante y todo un caballero si se lo propone (y lo educas correctamente desde cachorro). Su pequeño tamaño no lo ayuda demasiado a imponerse sobre los demás, pero ¡no lo subestimes! A pesar de todo, puede ser autoritario, tenaz y valiente y es capaz de plantar cara a quien haga falta.

El yorkie terrier es un animal fiel, inteligente y está lleno de vitalidad, aunque también sabe descansar. Por su carácter y energía, sin duda, si un yorkshire llega a tu vida, es siempre para alegrarla.

 

 

EL CARÁCTER DEL YORKSHIRE TERRIER

 

El yorkshire terrier es un perro que sabe entretenerse con cualquier cosa: una mariposa, una hoja, un saltamontes… Corre y salta con una energía desbordante, por lo que resultará imposible que te aburras con él o que te sientas triste en su compañía.

 

Es un perro muy fiel y cariñoso y, si tienes uno, adorará echarse sobre tu regazo para que lo acaricies. Además, le encantará que te ocupes de él y que le prestes atención.

 

Algunos yorkie terriers son algo temerosos ante lo desconocido, aunque no suele ser lo habitual. La mayoría, aunque sean pequeños, son valientes y no dudan en expresar su opinión. En presencia de extraños, pueden gruñir y ladrar en señal de advertencia con verdadera confianza y con un aspecto fiero capaz de intimidar a muchos.

 

En cambio, si el que llama a la puerta es amigo de la casa, el yorkie hará todo lo posible por ganarse sus caricias y elogios y, en general, lo conseguirá. Con las personas conocidas, los perros de esta raza son entrañables.

 

Eso sí, con quien suelen conectar muy bien es con los adultos. Por lo que respecta a los niños pequeños, especialmente con los que son extremadamente activos, es posible que intenten incluso evitarlos.

 

 

CÓMO EDUCAR A TU YORKIE TERRIER

 

En dos palabras: refuerzo positivo. Adiéstralo para que aprenda a comportarse y, sobre todo, para que no ladre cuando no toca. Ya que, si adquiere ese hábito, no le importará si es de día o de noche y vuestra convivencia se verá resentida. Para educarlo, premia sus ladridos oportunos y censura los aleatorios e inoportunos. Lo entenderá rápidamente.

 

Al yorkshire terrier no le gusta mucho quedarse solo. Necesita, en cambio, que le dediques atención, mucha ternura y también que seas firme con él. No lo consientas en exceso, ya que solo conseguirás que se convierta en un pequeño tirano caprichoso.

 

Si puedes, comienza a educarlo desde cachorro y acostúmbralo al baño, al cepillado diario y al corte del pelo entre los dedos.

Algunos yorkies pueden tardar un poco en asimilar dónde deben hacer sus necesidades: sé muy paciente y perseverante en este punto.

 

ALGUNOS CUIDADOS DEL YORKSHIRE TERRIER

 

EJERCICIO DIARIO

Aunque su pequeño tamaño facilita que pueda hacer ejercicio por su cuenta en casa, le encanta que lo lleves a dar paseos al parque, al bosque, al campo... Su curiosidad infinita agradecerá poder investigar cada hueco del mundo exterior y correr y saltar persiguiendo pequeños insectos.

 

UNA DIETA ADECUADA

La cantidad diaria recomendada de alimento completo seco para un yorkshire terrier es 70-90 gramos. Su piel es un poco delicada, por lo que es recomendable que le des una dieta que contenga vitaminas y ácidos grasos esenciales, como la que te ofrece la gama de ADVANCE Yorkshire Terrier. Como necesita baños muy frecuentes, su grasa protectora debe ser regenerada de forma continua, y eso se consigue a través de la dieta.

 

 

Si tienes o estás pensando en adoptar un yorkie terrier, recuerda que son animales muy vitales y cariñosos, que necesitan que les dediques un cierto tiempo y atención. A cambio, disfrutarás de la compañía de un perro fiel, dulce e inteligente.

 

FICHA

ALTURA: de 23 a 24 centímetros.

PESO: de 2,5 a 3,5 kilogramos.

COLOR: Negro y canela, o azul acero oscuro y canela.

LONGEVIDAD: de 13 a 16 años.

Artículos que te
pueden interesar