Artículos

Acromegalia felina: una enfermedad infradiagnosticada?

S.J.M. Niessen, G. Petrie, F. Gaudiano, M. Khalid, J.B.A. Smyth, P. Mahoney, D.B. Church

Journal of Veterinary Internal Medicine 2007;21:899–905

 

Este estudio intenta realizar un screening de la acromegalia en gatos diabéticos. Se realizan análisis sanguíneos de IGF-I (en algunos gatos también de hormona del crecimiento) en 184 gatos diabéticos. El 32% (59/184) de gatos tenían concentraciones de IGF-I elevadas (>1,000 ng/mL; intervalo de referencia , 208–443 ng/mL). Se examinaron con Tomografia computerizada intracraneal a 18 de estos gatos y en 17 se confirmó la acromegalia. No se identificó la hipertensión como complicación en los gatos examinados, si embargo, el estridor tenia una prevalencia mayor de lo que se ha documentado. El estudio concluye que la medición de las concentraciones de IGF-I y/o de hormona del crecimiento son útiles en el diagnóstico de la acromegalia felina