Se encuentra usted aquí

Artículos

Leishmaniosis visceral canina: relaciones entre el estado clínico, la respuesta humoral, la hematología y la infectividad del Lutzomyia (Lutzomyia) longipalpis.

da Costa-Val AP, Cavalcanti RR, de Figueiredo Gontijo N, Michalick MS, Alexander B, Williams P, Melo MN.

Vet J. 2007 Nov;174(3):636-43.

 

La principal fuente de infección por leishmania infantum en humanos son perros con infección natural. Este estudio documenta la infectividad para los mosquitos (Lutzomyia longipalpis) de los perros serológicamente positivos que difieren en sus síntomas, y sus respuestas humorales y hematológicas. Se seleccionan 45 hembras de mosquito y se dejan que se alimenten directamente de las orejas de unos perros infectados y clasificados en 3 grupos, asintomáticos, oligosintomáticos, o sintomáticos. Cinco días después son diseccionadas. Se detectaron promastigotes en el 88% de los mosquitos analizados. La mayor tasa de poder infección se observó en los perros sintomáticos seguidos de los oligosintomáticos y seguidamente de los sintomáticos. Los resultados de este estudio sugieren que los perros con infección natural por leishmania infantum con las concentraciones de IgG e IgG(2) más altas y los hematocritos más bajos eran capaces de infectar una mayor proporción de mosquitos. No se observó ninguna correlación entre la anemia y la intensidad de los signos clínicos. Los perros sintomáticos eran los que presentaban las mayores infecciones y la mayor tasa de infectividad