Artículos

Atropina para el dolor ocular

 

M Carrier

 

52nd Cand VMA Conf Procc

 

La atropina por sus efectos ciclopégico y midriático, es muy útil en muchos procesos de dolor ocular incluyendo la úlcera corneal y la uveítis anterior. La frecuencia de administración debe ajustarse a la gravedad de los síntomas iniciales y luego a la respuesta de todo el tratamiento. Debemos recordar que el efecto midriático puede durar más que el efecto ciclopégico, por lo que la midriasis no debería considerarse como una forma fiable de valorar la existencia de un posible dolor residual. Si el dolor permanece puede ser útil un aumento en la frecuencia de aplicaión a pesar de haber alcanzado ya la midriasis, En casos de uveitis anterior es frecuente iniciar el tratamiento con una aplicación de atropina 4 o más veces al día durante los primeros días y luego según la evolución del proceso. En casos de úlcera corneal la aplicaión tópica consiste en 2-3 aplicaciones al día ( o más en úlceras graves y profundas con uveitis secundaria) al principio, y luego administrar según la evolución. Se debe intentar evitar el uso de atropina en solución en gatos, ya que puede producir hipersalivación por su sabor amargo, e intentar usar la presentación en pomada oftálmica. También es importante recalcar que la atropina tópica puede producir una queratoconjuntivitis seca (KCS) aguda particularmente en perros pequeños. De hecho, debido a la absorción sistémica, el uso de atropina al 1% 4 veces al día puede ser bien tolerada por perros grandes mientras que puede producir KCS aguda con ulceraciones corneales en pocas horas en un chihuahua. Se debería usar una dosis menor en estos casos particulares.