Abstracts

Evaluación de cuatro métodos de calentamiento para minimizar la pérdida de calor inducida por la anestesia y cirugía en perros

Tan,C, M Govendir, S Zaki, Y Miyake, P Packiarajah, R Malik, ,

Aust.Vet.J., v. 82, p. 65-68. 2004

Introducción: El estudio intenta evaluar la eficacia de cuatro procedimientos de calentamiento corporal, que se inician después de la inducción anestésica y se continúan durante la cirugía, en perro anestesiados. Se dividen a 96 perros en parejas, uno es sometido a un método de calentamiento y el otro sirve de control. Lo perros fueron apareados según la razas, longitud de pelo, tipo de cirugía y colocados en una situación parecida. Cada pareja fue sometida a uno de los 4 sistemas de calefacción corporal después de la inducción anestésica. El grupo 1 (11 parejas) se situó en un sistema tipo almohadilla eléctrica de diseño específico (41ºC). El grupo 2 (18 parejas) se pusieron en una manta eléctrica previamente calentada (41ºC) rodeada por botellas de agua caliente y sometidos a una lámpara de 150 watios a 50 cm de distancia de la cabeza del perro. EL grupo 3 (11 parejas) se rodeó de un colchón de aire caliente (43ºC). El grupo 4 (8 parejas) fueron conectados por el circuito anestésico a una dispositivo de calefacción/humidificación (41ºC). Se tomaron mediciones de temperatura rectal cada 15 minutos durante las 3 primeras horas de anestesia.

Resultados: La temperatura rectal media de los perros control disminuyó 1.9 /- 0.6 ºC, 1.4 /- 0.4 ºC y 1.1 /- 0.4 ºC durante las primera, segunda y tercera hora respectivamente. Después de las 3 horas la diferencia en la disminución de las temperaturas fue de 0.7 /- 0.7 ºC (grupo 1), 3.1 /- 1.1 ºC (grupo 2), 2.4 /- 1.1 ºC grupo3 y 1.0 /- 1.1 ºC (grupo 4). Se observa que el método utilizado en el grupo 2 es el más efectivo en prevenir la caída de temperatura, seguido de los utilizados en los grupos 3, 4, y 1.

Importancia clínica: Los perros grandes sufren una disminución de la temperatura significante, especialmente durante las dos primeras horas de anestesia. La aplicación de ciertas fuentes de calor puede amortiguar esta disminución de temperatura.