Abstracts

Un estudio retrospectivo del Fallo renal agudo en gatos: 25 casos (1997-2003)

Worwag S, Langston C,

ACVIM Forum 2004

 

Introducción: El fallo renal agudo (FRA) tiene diferentes etiologías entre las cuales se incluyen las causas tóxicas, los procesos de isquemia y las enfermedades infecciosas. La tasa de mortalidad del FRA es alta y se estima en un 50%, en medicina humana, y a pesar de la disponibilidad de terapias de hemodiálisis, y casi del 60 % en perros. En gatos con FRA la única información disponible son un número pequeño de series de casos con FRA de etiologías específicas. El objetivo del estudio es caracterizar los factores clínicos y patológicos, y la evolución de 25 gatos con FRA, de etiologías diferentes, que se diagnosticaron durante el periodo 1997-2003. Los criterios establecidos para diagnosticar un FRA son 1) signos clínicos de 7 días de duración o menos, 2) azotemia junto a una densidad de orina igual o menor a 1025 o anuria, 3) riñones normales o grandes a la palpación o por imagen, 4) no evidencia de enfermedad renal crónica. Se excluyen los casos de urolitiasis, y de fallo post- o prerrenal.

Resultados: De los 25 gatos que cumplen estas condiciones, 20 son gatos domésticos de pelo corto, 2 de pelo largo, y uno de cada una de estas razas, Siames, Himalaya y Abisinio. Un total de 15 gatos estaban castrados , 3 eran machos intactos, 6 hembras castradas y una hembra de estado reproductivo desconocido. El 56% (14/25)de gatos fueron eutanasiados (9/25) o murieron (5/25). El 48% (11/25) de gatos abandonaron el hospital. De éstos, 6 gatos tenían una función renal normal en el momento del alta médica y 5 gatos tenían insuficiencia renal crónica . Se establecieron dos grandes grupos en cuanto a la etiología del FRA, el 44% (n=12) fueron por causa nefrotóxica y sólo sobrevivieron 3 gatos. El 52% (n=13) fueron debidos a otras causas que incluían causas isquémicas (n=4) sospecha o certeza de enfermedad infecciosa o causas indeterminadas. Los valores de creatinina, urea y potasio no estaban asociadas a la evolución. El 72% de gatos eran anúricos u oligúricos durante la fase inicial del FRA, el 20 % eran no-oligúricos y el 8% eran poliúricos. Todos los gatos no-oligúricos o poliúricos sobrevivieron. Todos los gatos anúricos u oligúricos, y que también tenían una etiología nefrotóxica murieron. El 32% de gatos recibieron tratamiento de hemodiálisis durante su estancia en el hospital; 5 de estos gatos murieron, 1 fue eutanasiado y 2 abandonaron el hospital con enfermedad renal crónica.

Importancia clínica: El estudio concluye que 1) Aunque el FRA es una enfermedad grave con una alta mortalidad, la supervivencia a largo plazo es posible.2) La gravedad de la azotemia no es un indicador de la evolución. 3) Todos los gatos no-oligúricos y poliúricos sobrevivieron. La nefrotoxicidad y la anuria aunque no son fatales por si mismas y por separado, si lo son cuando existen las dos juntas.