Se encuentra usted aquí

Abstracts

La administración periódica de allopurinol no es efectiva para la prevención de la leishmaniosis canina (leishmania infantum) en áreas endémicas.

Saridomichelakis MN, Mylonakis ME, Leontides LS et al.

Vet Parasitol 2005;130:199-205.

Introducción: El estudio evalúa 95 perros sanos y seronegativos a Leishmania infantum residentes en áreas muy endémicas de leishmaniosis canina (LC) y que tiene un sistema de vida exterior. Los perros se dividen aleatoriamente en dos grupos y reciben 20 mg/kg de allopurinol una vez al día los de un grupo(n=51), y placebo los del otro grupo (n=40), durante una semana por mes, desde abril a noviembre. El 40% de estos perros (38/95) no pudieron completar el seguimiento por otras razones a la LC.

Resultados: Ninguno de los 57 perros que completaron el estudio mostró síntomas de la enfermedad al final de 1 año de seguimiento. El 40% (6/15) de los perros tratados con allopurinol que no estaban infectados (negativos a PCR y microscopia de tejidos) en el inicio del ensayo, se hicieron positivos a PCR, de los cuales 3 se volvieron positivos en serología. En cambio, sólo el 14.3% (1/ 7) de los perros no infectados y tratados con placebo se hicieron positivos. El 94.7% (18/19) de perro infectados tratados con allopurinol permanecieron positivos hasta el final del estudio. El 87.5% (14/16) de los perros infectados y tratados con allopurinol permanecieron positivos a PCR y uno (6.7%) también se volvió positivo en microscopía de tejidos.

Importancia clínica: El estudio concluye que usar allopurinol a una dosis diaria de 20 mg/kg, durante 1 semana por mes, y durante el periodo de actividad de los mosquitos no previene la infección de los perros no infectados por Leishmania infantum. Además esta dosis tampoco es útil en la eliminación del parásito en perros asintomáticos.