Abstracts

¿Hay una mielopatia asociada al virus de la Leucemia Felina (FelV)?

McDonnell JJ; Carmichel KP; Bienzle D

Tufts university, Grafton MA; University of Georgia, Athens GA, University of Guelph, Guelph ON

 

Objetivo: Los gatos con una infección peristente por el virus FelV están afectados por una amplio espectro de enfermedades proliferativas y degenerativas. Existen algunas enfermedades, como pueden ser el complejo leucemia/linfoma y los fibrosarcomas, donde ya se acepta que están inducidas en cierto grado o están asociadas a la infección con FelV. Los autores han identificado un síndrome neurológico crónico en animales con infección crónica por FelV que consiste en una paresis que progresa a parálisis. Otros signos asociados a este síndrome incluyen la presencia de una vocalización anormal y un síndrome de hiperestesia. En este estudio se muestra la evidencia de que los gatos infectados por FelV presentan un nuevo y único proceso neurodegenerativo clinicamente evidente como una mielopatía progresiva.

 

Animales: Se evaluaron las fichas de 9 gatos afectados por este síndrome.

 

Resultados: En estos gatos se observó que todos ellos eran virémicos de FelV durante por lo menos 3 años y mostraban una paraparesis espástica progresiva no dolorosa. No había otro hallazgo común al examen físico o anormalidad hematológica. Los estudios de imagen, que incluyeron radiografías, mielografías y/o resonancia magnética, fueron negativos en cuanto a la existenca de lesiones compresivas. El análisis de LCR era normal. Los gatos fueron eutanasiados debido al deterioro neurológico. La necropsia de 8 gatos no identificó grandes anormalidades a nivel de SNC. Microscópicamnete, si que se observaron unas lesiones profundas en la médula espinal y el tallo cerebral. Las lesiones más graves estaban situadas en la médula toracolumbar, lo que podría explicar los signos clínicos. Las lesiones consistían principalmente en en una degeneración de la sustancia blanca, caracterizada por dilatación de las vainas de mielina e inflamación de los axones, y ausencia de infiltrados de células mononucleares. En los gatos afectados se identificó el virus de FelV en la médula espinal mediante técnicas inmunocitológicas. De algunas partes como médula espinal, intestino, bazo y ganglio linfático, se aisló DNA proviral

 

Conclusiones y relevancia clínica: Estos hallazgos sugieren que en una proporción de animales con infección crónica por FelV ha evolucionado un virus con un rango de células huesped amplio, que permite la infección de neuronas y células gliales y que produce una degeneración axonal.