Abstracts

Tratamiento de perros infectados con Hepatozoon americanum: 53 casos (1989-1998)

J AM Vet Med Assoc 2001; 218:77-82. Macintire DK, Vincent-Johnson NA, Kane CW, Lindsy DS, Blagburn BL, Dillon AR.

 

Objetivo: Determinar los hallazgos clínicos y patológicos antes y despues de la terapia a corto plazo (grupo 1) y despues de terapia a largo plazo (grupo 2) en perros infectados con Hepatozoon americanum mediante un estudio retrospectivo.

 

Animales: 53 perros infectados con H. americanum.

 

Procedimiento: Se revisaron las fichas medicas de perros diagnosticados con H. Americanum (presencia de merozoitos en musculo esquelético) que fueron tratados.

 

Resultados: Se identificaron gametocitos circulantes en 12 de 53 perros. Los perros fueron tratados con distintos medicamentes incluyendo toltrazuril, trimetoprim-sulfadiazina, clindamicina, pirimetamina y decoquinato. Los recuentos medios de leucocitos antes del tratamiento eran de 85.700 y 75.200 cel/microl en los grupos 1 y 2 respectivamente, y un mes despues de iniciar el tratamiento eran de 12.600 y 14.600 cel/microl respectivamente. La respuesta inicial al tratamiento fue excelente en todos los perros. De los 26 perros en el grupo 1, 23 tuvieron recaidas por lo menos una vez y murieron durante los dos primeros anos; el tiempo de supervivencia media fue de 12,6 /- 2,2 meses. De los 27 perros en el grupo 2, 22 sobrevivieron; 11 perros continuaron recibiendo decoquinato sin demostrar signos clinicos (duracion media del tratmiento = 21 meses), 11 perros no demostraron signos clinicos despues de ser tratados durante 14 meses (intervalo = 3 a 33 meses, tiempo de supervivencia media = 39 meses –intervalo = 26 a 53 meses-), no hubo seguimiento en dos perros, y 3 perros se eutanasiaron debido a la severidad de la enfermedad.

 

Conclusiones y relevancia clínica: Aunque todavía no se ha identificado ningún tratamiento que elimine efectivamente los estadíos de H. americanum del músculo esquelético, el tratamiento con trimetoprim-sulfadiazina, clindamicina y pirimetamina, seguido por la administracion a largo plazo de decoquinato aportó unos tiempos de supervivencia prolongados y en excelente calidad de vida.