Se encuentra usted aquí

Abstracts

Efecto de un suplemento de citrato potásico en la dieta en el ph urinario y la supersaturación relativa urinaria de oxalato cálcico en perros sanos

Stevenson AE, Wrigglesworth DJ, Smith BH, Markwell PJ

Am J Vet Res 2000;61:430-435.

Objetivo: Valorar el efecto de un suplemento en la dieta de citrato potásico en el pH urinario y la supersaturación relativa urinaria de oxalato cálcico y estruvita (definida como el producto de la actividad / producto de la solubilidad de la sustancia), y las concentraciones de magnesio, amonio, fosfate, citrato, calcio y oxalato en perros.

Animales: 12 perros adultos sanos

Procedimiento: Se alimentaron los perros durante 37 días con comida enlatada para perros. Los perros fueron, aleatóriamente, seleccionados en 3 grupos y alimentados con las dietas test durante un periodo de 8 días. Los períodos de estudio fueron separados la dieta estándar únicamente (control) o con la dieta estándar más 1 de los dos tipos de suplemento de citrato potásico (150 mg citrato potásico / Kg. de peso al día) dos veces al día. El pH urinario, el volumen y la densidad, la supersaturación relativa de oxalato cálcico y la estruvita, y las concentraciones de magnesio, amoníaco, fosfato, calcio, oxalato, y citrato fueron valoradas en cada tratamiento.

Resultados: La media del pH urinario no se vio afectada significativamente por la suplementación en la dieta de citrato potásico, aunque el pH urinario se incrementó en 0.2 unidades de pH con la suplementación. Las dietas que contenían citrato potásico mantenían un pH urinario más alto durante un período más prolongado del día que los de la dieta control. Tres Schnauzers miniatura tenían una inferior supersaturación relativa de oxalato cálcico urinario cuando se alimentaban con el suplemento dietético de citrato potásico, comparado con la dieta control.

Conclusiones: La suplementación de citrato potásico en la dieta tiene efectos limitados en las variables urinarias en la mayoría de perros sanos, aunque la suplementación provoca el mantenimiento de un pH urinario más alto más tarde durante el día. Consecuentemente, si la suplementación es introducida, los perros deberían ser alimentados dos veces al día y el citrato de potasio debería ser administrado con ambas comidas o solo con la comida de la tarde.