Abstracts

Tratamiento de la Trombocitopenia inmunomediada con inmunoglobulina humana intravenosa en 5 perros

Bianco D, Armstrong PJ, Washabau RJ.

J Vet Intern Med. 2007;21:694-699.

 

Introducción: En perros con Trombocitopenia inmunomediada (IMT)los glucocorticoides con o sin otras inmunoterapias son el tratamiento inicial de elección.. La mayoría de perros tratados presentan mejoras en el número de plaquetas entre los 5 – 7 días del inicio del tratamiento, aunque pueden ocurrir complicaciones hemorrágicas antes de observar alguna respuesta. En perros, la inmunoglobulina humana intravenosa (hIVIG) bloquea los receptores Fc en los macrófagos. En medicina humana esta hIVIG se usa en el tratamiento de la púrpura trombocitopénica. El objetivo de este estudio es describir ventajas e inconvenientes de añadir la hIVIG a la terpia inmunosupresora convencional en 5 perros con IMT grave.

Resultados: No se observaron efectos adversos durante o después de la administración de hIVIG en ningún perro. En un periodo de seguimiento de 6 meses, todos los perros estaban clínicamente normales usando la terapia inmunosupresora convencional. La hIVIG se administró a los 3 días del inicio de la terapia inmunosupresora en 4 perros, y a los 2 días en 1 perro. En todos los perros la media del número de plaquetas antes y 24 horas después de la infusión con hIVIG ( 0.28 – 0.76 g/kg) fueron de 2500/microL y 50.600 /microL ( 62750/microL para los 4 que respondieron) respectivamente. Un perro no respondió a la hIVIG (0.34 g/kg) y el número de plaquetas aumentó a 66.000/microL a los 9 días del inicio de la terapia inmunosupresora. La duración media de la hospitalización post-hIVIG en los 5 perros fue de 1.8 días (12 horas para los 4 que respondieron) y la duración media de hospitalización fue de 4.6 días (3.5 días para los que respondieron). Después de la infusión con hIVIG se resolvió la hemorragia activa y no se necesitaron transfusiones sanguíneas en los animales que respondieron

Importancia clínica: La hIVIG fue bien tolerada en todos los perros y parece estar asociada a un recuperación rápida del número de plaquetas y una mejora de los síntomas en la mayoría de perros con IMT