Abstracts

Comparación de las dimensiones ecocardiográficas y angiográficas del conducto en perros con un conducto arterioso persistente.

Saunders AB, Miller MW, Gordon SG, Bahr A.

J Vet Intern Med 2007;21:68-75.

OBJETIVOS: La oclusión con un transcateter del conducto arterioso persistente (CAP) es una opción de tratamiento de mínima invasión en estos perros. La selección del mecanismo basándose en la adquisición apropiada de las dimensiones del CAP y la morfología, puede minimizar las complicaciones de la técnica, incluyendo la minimización del flujo residual del ductus y una inapropiada embolización. La hipótesis del estudio era que las mediciones del diámetro del conducto obtenidas con ecocardiografía transesofágica (TEE) podría ser más precisas que las que reflejaban las mediciones por angiografía. Las mediciones del conducto con doppler color TEE y TTE podrían sobrestimar las mediciones en bidimensional (2D).

ANIMALES: 15 perros con CAP.

MÉTODO: Se evaluaron de forma prospectiva, las dimensiones del CAP obtenido por angiografía, en 2D y Doppler color TTE desde las vistas derecha e izquierda.

RESULTADO: Las dimensiones del CAP que fueron medidas usando TEE estaban más próximas a las mesuras angiográficas. El doppler color TTE y la TTE frecuentemente sobreestimaban las mediciones por angiocardiografía del diámetro mínimo del conducto. La TTE identificó con precisión un CAP de morfología tipo III (tubular) en un perro. Se identificó en catorce de los 15 perros reducciones hemodinámicamente significativas en un shunt de izquierda a derecha documentado por un ratio de angiocardiografía nuclear de primer paso de flujo sanguíneo pulmonar a sistémico inferior o igual a 1.2 y de trivial (n=3) a ninguno (n=11) de flujo con doppler color TTE aproximadamente un mes después de la oclusión del CAP.

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLÍNICO: La TTE proporcionó una información anatómica precisa sobre la morfología del CAP y aproximó más a las dimensiones angiográficas del conducto además de ayudar en el despliegue del coil y la confirmación intraoperatoria de cierre del conducto.