Abstracts

Efectos de la hidrocortisona en la presión sistémica arterial y la excreción de proteína urinaria en perros

S. Schellenberg, M. Mettler, F. Gentilini, R. Portmann, T.M. Glaus, C.E. Reusch

Journal of Veterinary Internal Medicine Volume 22 Issue 2 Page 273-281, March–April 2008

 

Introducción: Los perros con hipercortisolismo aparecen frecuentemente con hipertensión y proteinuria. Por ahora no existe mucha información sobre el efecto de los glucocorticoides exógenos en la presión sanguínea (PS) y en la proteinuria, y si estos efectos son reversibles. Este estudio evalúa la PS y la proteinuria, mediante la determinación del ratio proteina:creatinina (UPC) y de la microalbuminuria (MALB) en orina, antes, durante y después de la administración de 8 mg/kg de hidrocortisona, dos veces al día y durante 12 semanas, en 6 perros, y se comparan con un grupo control.

Resultados: Durante la administración de la hidrocortisona la PS y el UPC aumentaron de 123 mmHg (rango 114–136 mmHg) y 0.17 (0.15–0.28) a un máximo de 143 mmHg (128–148 mmHg) y 0.38 (0.18–1.78), respectivamente, en el día 28. En 4 perros apareció la MALB y el ratio albúmina:creatinina en orina aumentó significativamente en todos los perros durante la administración de la hidrocortisona en el día 84. Los aumentos de tanto la PS como de la proteinuria fueron reversibles y se solucionaron por completo dentro del mes después de parar la administración de hidrocortisona. La electroforesis reveló que la proteinuria era debida principalmente a albuminuria, con un aumento significativo durante la administración de hidrorcortisona. Además en machos se identificó una proteína de 25-30 Kda que se identificó como esterasa arginina, la principal proteína secretada por la próstata.

Importancia clínica: El tratamiento a largo plazo con hidrocortisona produce unos aumentos moderados significativos en PS y excreción urinaria de proteínas, que son reversibles dentro de 1 mes después de la discontinuación de la hidrocortisona.