Abstracts

Efectos de la anestesia y la cirugía en la respuesta serológica a la vacunación en gatitos

M. J. Reese, E. V. Patterson, S. J. Tucker, E. J. Dubovi, R. D. Davis, P. C. Crawford, and J. K. Levy.

J.Am.Vet.Med.Assoc. 233 (1):116-121, 2008.

 

Introducción: El objetivo del estudio es determinar, de forma prospectiva, los efectos de la anestesia y la cirugía en la respuesta serológica a la vacunación en gatitos. Se seleccionan 32 cachorros de gato y se asignan a uno de los siguientes 4 grupos: castrados a las 7, 8 ó 9 semanas de edad o no castrados. Todos los gatos fueron vacunados con una vacuna a base de virus vivo modificado frente a la panleucopenia felina (FPV), herpesvirus felino (FHV) y calicivirus felino (FCV) a las 8, 11 y 14 semanas de edad y una vacuna inactivada de virus de la rabia (RV) a las 14 semanas de edad. Se determinan los niveles de anticuerpos frente a FPV, FHV y FCV a las 8, 9, 11, 14, y 17 semanas de edad. Los de rabia a las 14 y 17 semanas.

Resultados: Las respuestas serológicas de los gatos castrados en el momento de la primera vacunación (8 semanas) no fueron diferentes de las obtenidas en los gatos que se vacunaron una semana antes (7 semanas) o 1 después (9 semanas) de la primera vacunación o de los gatos no castrados. En total, el 31%, 0%, 69%, y 9% de los gatitos no desarrollaron una buena respuesta serológica frente a FPV, FCV; FHV, y RV, respectivamente, hacia las 17 semanas de edad.

Importancia clínica: La castración en el momento o casi en el momento de la primera vacunación con una vacuna viva modificada no impide la respuesta de anticuerpos en estos gatitos. Muchos gatos que recibieron la última vacuna a las 14 semanas de edad tenían unos niveles de anticuerpos inadecuados a las 17 semanas de edad. Las principales conclusiones del estudio son que los cachorros pueden ser vacunados en el periodo perioperatorio cuando sea necesario, y que la primera serie de vacunas debe extenderse hasta por lo menos las 16 semanas de edad.