Se encuentra usted aquí

Abstracts

Efectos de género y situación familiar de los propietarios de perros en el conocimiento y las actitudes con respecto a la agresión de perros hacia los niños

Reisner, I. R., Shofer, F. S.

J. Am. Vet. Med. Assoc. 233, 1412-1419, 2008.

OBJETIVOS: Valorar los efectos de género y situación familiar de los propietarios de perros en el conocimiento y las actitudes hacia los factores asociados a la agresión directa de perros hacia los niños.

Población: 804 de propietarios de perros.

MÉTODO: se distribuyó un cuestionario entre propietarios de todos los perros examinados en un hospital de una universidad veterinaria entre enero y abril de 2007. Se pedía que se indicara si estaban de acuerdo o en desacuerdo con 37 afirmaciones relativas a la conducta de perros y las prácticas de seguridad de las interacciones niño-perro. Las respuestas se compararon entre las mujeres y los hombres y entre los padres y no-padres.

RESULTADOS: de los 804 cuestionarios que fueron completados, 421 (525) fueron realizados por padres y 598 (74%) por mujeres. Había una falta general de conocimiento sobre el comportamiento de perros y las prácticas de seguridad de las interacciones niño-perro. Las mujeres tenían más conocimientos que los hombres, independientemente de su situación familiar. Las madres eran más entendidas que los padres y las mujeres no-madres respecto a las interacciones con los niños más mayores y tenían mayor conciencia que las mujeres no-madres y los hombres (independientemente de su estatus familiar) con respecto a las interacciones con los lactantes y niños más pequeños.

CONCLUSIONES Y SIGNIFICADO CLÍNICO: Los resultados sugerían que los propietarios de perros frecuentemente tienen sólo un conocimiento limitado del comportamiento del perro y la mayoría no eran conscientes de factores que incrementaban el riesgo de que el perro mordiera al niño. El examen veterinario presenta una oportunidad importante para educar a los propietarios de perros con respecto al comportamiento canino, incluyendo el lenguaje corporal, los signos sociales, cuidando los recursos y las autodefensas y los riesgos de mordeduras de perros a los recién nacidos y niños de corta edad.