Se encuentra usted aquí

Abstracts

Meningitis-arteritis con respuesta a esteroides: un Estudio prospectivo de potenciales marcadores, tratamiento con prednisolona y evolución a largo plazo en 20 perros (2006-2008)

Lowrie M, Penderis J, McLaughlin M, Eckersall PD, Anderson TJ

J Vet Intern Med. 2009 Jul-Aug;23(4):862-70.

Introducción: Estudios previos multidroga han identificado el valor de la prednisolona en el tratamiento de la meningitis-arteritis con respuesta a esteroides (SRMA) y el valor potencial de las proteínas de fase aguda (PFA) y de la inmunoglobulina A (IgA) en el diagnóstico y seguimiento de esta enfermedad. El objetivo de este estudio prospectivo, es comprobar que la monoterapia con prednisolona es una buena modalidad en el tratamiento inmunosupresor para las SRMA, y que los marcadores de PFA son útiles para identificar la posibilidad de una recaída de la enfermedad. Se evalúan veinte perros con SRMA presentados al Hospital de Pequeños Animales de la Universidad de Glasgow entre mayo de 2006 y mayo de 2008. Se realizaron hemogramas, perfiles bioquímicos y análisis de líquido cefalorraquídeo (LCR). También se analizaron en suero, las concentraciones de proteína C-reactiva (CRP), el amiloide sérico-A, la alfa-1-ácido glicoproteína, y la haptoglobina (Hp). Se determinaron en suero y LCR las concentraciones de IgA.

Resultados: En los 20 perros se logró la resolución clínica de la SRMA. Los niveles séricos de CRP se mantuvieron aumentados en la remisión en 16/20 perros, mientras que la citología del LCR estaba dentro de los límites normales en 20/20 perros. Los niveles séricos de las PFA se redujeron significativamente durante el tratamiento (P <.05 excepto="" la="" hp="" que="" se="" mantuvo="" inalterada.="" los="" niveles="" de="" iga="" en="" suero="" y="" lcr="" mantuvieron="" aumentados="" durante="" el="" tratamiento.="">

Importancia clínica: El régimen de prednisolona usado fue un éxito en el tratamiento de SRMA sin necesidad de medicamentos adicionales. Los niveles séricos de PFA son útiles en el diagnóstico y tratamiento de la SRMA, particularmente en lo que se refiere a la identificación de una recaída. Las concentraciones de IgA en suero y LCR permanecieron elevadas a lo largo de la enfermedad, siendo útiles para el diagnóstico de la SRMA pero no en su manejo.